3 de January de 2014 14:30

Ecuador Dakar afronta el desafío

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Tras ganarse el derecho a participar en el Rally Dakar 2014 al imponerse en su categoría en una fecha válida del Dakar Series, en junio pasado, Sebastián Guayasamín y Óscar 'Kike' Carreño han enfocado sus esfuerzos en la preparación de este ambicioso proyecto.

Las gestiones realizadas por el Equipo Ecuador Dakar para conseguir el aporte económico de empresas públicas y privadas fueron relativamente exitosas, pues lograron cubrir al menos un 80% de sus estimaciones acerca de los costos de su participación.

[[OBJECT]]

También recibieron el apoyo del Ministerio del Deporte y de su titular, José Francisco Cevallos, quien vio en esta iniciativa una oportunidad de poner en alto el nombre del Ecuador, en el ámbito deportivo.

Paralelamente, Sebastián y 'Kike' iniciaron un proceso de preparación física y psicológica que implicó entrenamientos cotidianos con profesionales deportólogos, supervisión de la dieta diaria con nutricionistas y visitas semanales a psicólogos, las cuales estaban orientadas a lograr un manejo adecuado de la integridad emocional.

Es que la experiencia les ha enseñado que en una competencia de varios días de duración, la relación entre piloto y copiloto debe ser muy sólida para superar los roces inherentes a la convivencia y los problemas que la propia competición suele presentar.

Los seis meses de preparación en esas materias dieron sus frutos. "Hemos cumplido con toda la receta para llegar al Dakar en óptimas condiciones", declaró Guayasamín poco antes de partir hacia Argentina, el 21 de diciembre.

[[OBJECT]]

Pero los preparativos previos a una participación en el Rally Dakar van mucho más allá. Desde su oficina en Quito, Sebastián debió coordinar la compra y recepción de autopartes de recambio para el Toyota Fortuner que conducirá en el rally, así como de otros accesorios, con proveedores situados en diferentes partes del mundo.

Llantas provenientes de Estados Unidos, repuestos de España, suspensiones de Francia y uniformes de Italia son solo algunos de los elementos que debían ser adquiridos y cuyo destino final sería la ciudad argentina de Rosario, desde donde larga la competencia.

La preocupación por el bienestar del equipo y particularmente de los tripulantes fue otra prioridad. Para ello alquilaron un 'motor home', y armaron un grupo humano conformado por un chef, un fisioterapeuta, un equipo de comunicación, y, por supuesto, los mecánicos encargados del abasto.

"Como Equipo Ecuador Dakar hemos procurado no escatimar y no improvisar, en la medida de las posibilidades", añadió Guayasamín, piloto y cabeza principal de la escudería nacional.

Guayasamín y Carreño consideran que la categoría T2, en la que participarán, es la más competitiva del Dakar, pues las limitaciones que el reglamento impone a la cantidad de modificaciones en los vehículos exige una mayor destreza por parte del piloto y del navegante, además de un trabajo impecable del equipo de abasto.

¿El objetivo?

Los pilotos son realistas y procuran no apuntar muy alto, pues se conoce que el Dakar es particularmente duro e intimidante con los pilotos novatos.

"Por tratarse de nuestra primera participación, nuestro objetivo primordial es terminar la carrera. Lo más inteligente será no revisar cada noche la tabla de posiciones para no estresarnos.

Mientras menos presión nos pongamos encima, más ligeros iremos y, probablemente, mejores resultados consigamos. Queremos disfrutar la carrera, empaparnos de conocimientos y aprendizaje, codearnos con los pilotos que son nuestros ídolos, no competir contra ellos porque no estamos en el mismo nivel", agrega Sebastián Guayasamín.

No obstante, como cualquier participante, el equipo también espera que el gran esfuerzo realizado encuentre su recompensa en un resultado satisfactorio.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)