28 de March de 2012 11:47

Citroen busca su quinta victoria consecutiva en el rally de Portugal

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La escudería Citroen buscará a partir del jueves en Lisboa, en el arranque del rally de Portugal, el cuarto del Mundial WRC 2012, una quinta victoria consecutiva ante su máximo rival en tierra, Ford, que está mejorando su rendimiento en esta superficie.

A pesar de que el pasado 11 de marzo, en México, Ford se inclinó ante Citroen, la marca sigue siendo una de las grandes especialistas en trazados de tierra y antes de su derrota en León llevaba sin perder en esta superficie desde septiembre de 2011.

“El de Portugal será el primer rally en el que realmente podremos juzgar las fuerzas presentes ” en la competición, asegura el piloto francés de Citroen, Sebastien Loeb, que junto a su compañero de equipo Mikko Hirvonen dio a la marca un 'doblete' en la prueba de León, 400 kilómetros al noreste de ciudad de México.

La prueba portuguesa, la segunda en tierra de la temporada, se disputará a mucha menos altura que en México, lo que permitirá a los Citroen DS3, Ford Fiesta y a los Mini Cooper demostrar todas las capacidades de sus motores 1.6 turbo de inyección directa.

“En México observamos un salto cualitativo de nuestros adversarios (Ford) en una prueba que no solía serles favorable. Si pasa lo mismo en Portugal, la pelea podría ser muy ajustada”, augura Loeb, que sumó su sexta victoria en tierras mexicanas.

A pesar de la decepción en León, Ford demostró sus capacidades y sólo la mala suerte de sus pilotos Petter Solberg y Jari-Matti Latvala, con pinchazos, problemas de suspensión y trompos, pudo explicar la derrota.

La marca estadounidense lleva sin ganar en México desde 2004, cuando lo logró el estonio Markko Martin, con un Ford Focus, mientras que en Portugal sólo el británico Colin McRae, también con Focus, logró ganar (1999) en las últimas diez ediciones.

Desde su primera participación en la prueba, en 2007, Loeb y su compañero Sebastien Ogier triunfaron en la región de Algarve mientras que Ford quedó rezagado (tercer lugar para Latvala el año pasado y segundo para Solberg en 2007).

Este año Ogier, que conduce un Skoda Fabia en la categoría S2000 a la espera de su gran retorno en WRC el año que viene con un Polo Volkswagen, no podrá buscar la que sería su tercera victoria consecutiva, en un recorrido modificado en casi una tercera parte con respecto al de 2011.

El jueves la primera jornada contará con una superespecial en Lisboa, cerca del Monasterio de los Jerónimos, inscrito en la lista del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, y le seguirán tres pruebas de noche que podrían reservar algunas sorpresas.

La tierra que levantan los coches al pasar podría esconder la luz de los faros y complicar mucho las cosas a los pilotos.

Ante este peligro, las dos principales escuderías tomaron opciones distintas: Ford decidió salir en último lugar para que sus competidores “limpien ” el camino antes de pasar, mientras que Citroen decidió salir en los primeros lugares.

Tags
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)