7 de March de 2014 15:55

La ciencia contribuye a reducir el consumo de combustible en vehículos

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La situación ambiental en el planeta ha obligado a las grandes empresas ligadas a la automoción a desarrollar nuevos mecanismos para reducir el consumo de combustibles y las emisiones contaminantes en todo el mundo.

Una de estas compañías es Bosch, dedicada a la creación de componentes para vehículos.

Entre sus avances científicos se encuentra la función Start/Stop o el Control de Crucero Adaptativo (ACC) que permite recorrer un trayecto con la velocidad más constante posible. Esto consigue un consumo menor de gasolina.

Estas funciones también ayudan a ahorrar dinero a lo largo de la vida útil de un automotor. Algunas de ellas no tienen que ser necesariamente costosas como el Start/Stop, que en varios modelos ya se incluye de serie.

Además, este mecanismo elimina el consumo durante la parada en los semáforos en rojo, como mínimo se puede ahorrar un 5%. Se estima que cerca de la mitad de los automóviles nuevos en Europa está siendo equipado con este sistema sin ningún costo adicional.

Desde los utilitarios hasta las grandes berlinas bajan el gasto y las emisiones de CO2 hasta alcanzar hasta un 8% en recorridos urbanos. En caso de estar inmerso en mucho tráfico el potencial de ahorro es aún mayor.

[[OBJECT]]

Existen otros métodos de gran demanda como las transmisiones automáticas, sobre todo las continuas CVT que ahorran hasta un 7% de combustible en rutas largas, curvas y cuestas. En el denso tráfico urbano, una caja CVT baja el gasto considerablemente.

Otra de las innovaciones es el sistema de inyección directa que permite un ahorro de un 12% de combustible. Este mecanismo llegó a los propulsores de gasolina y, junto con el downsizing y el turbo, se mejora notablemente el consumo de combustible y las emisiones.

Por su parte, los vehículos a diésel common rail representan el 70% de los automotores nuevos con esta motorización.

Existen también otros sistemas, como el de propulsión alternativa con gas natural. En la actualidad se ha transformado en una alternativa real y cuesta un 50% menos que la gasolina. Inclusive, si se lo compara con la gasolina emite un 25 % menos de CO2.

A pesar de que todos estos desarrollos son positivos, el que más está teniendo acogida en todo el mundo es el sistema eléctrico. Casi todas las marcas de vehículos han destinado recursos y personal para la investigación y creación de tecnología eléctrica que, hasta donde se ha estudiado, permite un ahorro de hasta el 60% de combustible.

En el caso de los híbridos el ahorro ronda entre el 15 y 25%. Sin embargo están supeditados al segmento que ocupan, desde los compactos se puede apreciar mejor el ahorro. Los enchufables o plug-in que, de momento, resultan ser mucho más caros, pero reducen energía hasta un 90%. Una opción que también ha tomado popularidad es la conducción a vela en la que el automotor va rodando por inercia y el motor se apaga en marcha. Con este sistema se ahorra un 10% de combustible.Todos estos mecanismos busca alcanzar una mayor eficiencia en todo momento.

Fuente: www.abc.es

Más detalles

La navegación inteligente reduce la velocidad por inercia antes de llegar a una población.

Este sistema conecta datos en red de los mapas con la propulsión del vehículo.

Ahorra hasta un 15% de combustible, pues calcula previamente la energía necesaria para llegar a un punto y la controla.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)