22 de November de 2013 16:30

EL BladeGlider es mucho más que una idea

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Con un estilo exótico, el BladeGlider será desde hoy la estrella del estand de Nissan durante el Salón del Automóvil de Tokio.

Su diseño extravagante adelanta lo que será el futuro de la marca en la línea eléctrica. Además, este 'concept car' se tomará como base para el desarrollo un prototipo de exploración de la próxima producción de automóviles del fabricante.

Su diseño, similar al de un misil y distinto a cualquier otro modelo eléctrico, es deportivo y futurístico. La disposición de plazas en su interior es poco convencional, pues el asiento del piloto va en el centro del vehículo, mientras que los dos lugares restantes van en la parte posterior. Su creación fue todo un desafío para la ingeniería automotriz, ya que sus inventores debieron analizar la distribución de cargas.

Todo esto para que la maniobrabilidad de este automotor sea óptima y permita un gran desempeño y seguridad sobre el asfalto.

Otro detalle de la excentricidad de este prototipo es su sistema de apertura de puertas que ejecuta un movimiento parecido al de unas tijeras. Dependiendo la puerta que se abra, el asiento delantero se recorre automáticamente para acceder o salir del habitáculo.

[[OBJECT]]

Pero su originalidad va mucho más allá en el ambiente interior. Y es que el conductor podrá disfrutar de la tecnología y el confort de lo que parecería una cabina de jet. Tanto por las dimensiones como por la serie de controles y dispositivos con que viene equipado, este Nissan genera en el conductor un viaje de 'película'. Inclusive, la forma de volante se parece en gran medida al de una aeronave.

Con todas estas características fuera de serie, este bólido también incorpora el mejor equipamiento mecánico. Dos motores eléctricos, que son alimentados por una batería de ion litio, lo impulsan a recorrer nuevos horizontes constantemente. Los propulsores están ubicados estratégicamente en las llantas traseras para distribuir perfectamente los pesos.

De esta forma, la parte trasera soporta el 70% del peso y la parte frontal el 30% restante. El chasís fue construido con materiales muy ligeros. La carrocería, por su parte, fue preparada con paneles de fibra de carbono que le permiten tener un centro de gravedad apropiado para que la tripulación vaya segura. Sin duda alguna, este auto será una de las mayores atracciones del Salón.

Fuente y fotos: motorpasión.com

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)