14 de November de 2014 10:48

Auto usado: la alternativa económica

Autos usados

Antes de adquirir un vehículo de segunda mano conviene buscar el debido asesoramiento. Foto: Al Seib/MCT

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Quito

De los 115 000 vehículos nuevos que en promedio ingresan cada año al parque automotor ecuatoriano, más de la mitad va a parar a manos de personas que compran un auto por primera vez. El resto es adquirido por gente que con el cero kilómetros reemplaza al auto que ya tenía.

Esto último alimenta el importante mercado nacional de vehículos de segunda mano, que en los últimos años ha adquirido protagonismo por varios factores.

Uno de ellos es el precio inicial de un vehículo nuevo. Si se toma en cuenta que actualmente los modelos más económicos bordean los USD 13 000, y que a ello se deben sumar los costos de los mantenimientos rutinarios de garantía, muchos compradores piensan dos veces antes de realizar esa inversión.

Otro elemento es la acelerada depreciación que sufren los vehículos en sus primeros años de uso, y que hace que comprar uno no sea un buen negocio para alguien que planee tenerlo durante dos o tres años. Sí lo es, en cambio, para quien lo quiera adquirir, pues por un precio rebajado obtiene una unidad que por su poco tiempo de uso generalmente está en buen estado y no tiene un gran recorrido.

Estos vehículos, denominados seminuevos, suelen tener una alta demanda y su oferta se concentra en espacios como concesionarios, patios de renombre, sitios web, por ser los más demandados por quienes buscan la opción más cercana, pues el auto de almacén por una u otra razón no pueden adquirir.

No obstante, también hay un buen mercado para aquellos automotores que tienen más años de antigüedad y están en condiciones menos impecables, pues son la primera opción de quienes tienen presupuestos limitados o buscan un segundo vehículo.

En cualquier caso, las claves para una buena compra son identificar la necesidad específica que se quiere atender, definir el monto que se puede destinar a ese fin y realizar exhaustivas comparaciones entre las opciones encontradas.
Una inversión de varios miles de dólares amerita esa dedicación.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)