7 de octubre de 2016 17:49

La reventa, un punto a considerar

El cuidado ayuda a obtener el mayor valor posible a la hora de vender el vehiculo. Foto: Archivo/ EL COMERCIO

El cuidado ayuda a obtener el mayor valor posible a la hora de vender el vehiculo. Foto: Archivo/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
Redacción Carburando

Por lo general, las personas que compran un vehículo nuevo o de segunda mano planean tenerlo en su poder durante un tiempo para después cambiarlo por otro más nuevo, más grande, más seguro, mejor equipado, etc. En la mayoría de casos la venta de ese vehículo constituye la base para adquirir el siguiente, por lo cual conviene conservarlo en las mejores condiciones para obtener por él el precio más alto que se pueda.

De ahí la importancia de dar al vehículo un buen mantenimiento preventivo y, si fuera el caso, también correctivo. Esto implica realizar los chequeos rutinarios en los plazos adecuados, utilizar repuestos de buena calidad (de preferencia originales) y los servicios de técnicos calificados.

Respecto de los repuestos, el mercado ofrece una amplia gama de autopartes genuinas y alternas, especialmente para los modelos más comerciales. Hay quienes prefieren los alternos porque suelen ser más económicos, pero hay que tener en cuenta que generalmente el precio es directamente proporcional a la durabilidad.

Para preservar al vehículo siempre conviene hacer un esfuerzo y optar por los mejores.

El cuidado ayuda a obtener el mayor valor posible a la hora de vender el vehiculo. Foto: Archivo/ EL COMERCIO

El cuidado ayuda a obtener el mayor valor posible a la hora de vender el vehiculo. Foto: Archivo/ EL COMERCIO

Las revisiones técnicas oportunas garantizan un funcionamiento óptimo del vehículo y alejan la posibilidad de sufrir un daño repentino.

El mercado pone a disposición de los clientes talleres oficiales y no oficiales entre los que pueden escoger en función de sus preferencias, presupuesto u otras consideraciones, pero conviene asegurarse de que al vehículo se le realizará la tarea que necesita para evitar pérdidas de tiempo y dinero.

Un servicio técnico de calidad marca una gran diferencia en términos de fiabilidad, desempeño y hasta apariencia del vehículo, además de que guarda una relación directa con el alargamiento de su vida útil y con el valor de reventa.

Pero el cuidado de un auto no se limita a los aspectos antes citados. No es menos importante el trato que el propietario o usuario le dé en el uso cotidiano, desde la conducción hasta la limpieza interior y exterior, pasando por las revisiones que puede hacer en casa tales como la presión de aire en las llantas, revisión de líquidos, etc.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)