28 de agosto de 2015 16:10

Las lesiones, procesos progresivos

El uso de accesorios, como calzado especial,  disminuye el riesgo de lesiones.

El uso de accesorios, como calzado especial, disminuye el riesgo de lesiones.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 3
Contento 0
Redacción Carburando

Los conductores de motocicletas están expuestos a una serie de peligros durante sus desplazamientos. La falta de una carrocería que los proteja los vuelve víctimas mortales en un accidente, en la mayoría de casos.

Pero no hace falta sufrir un siniestro para que la salud tenga un quebranamiento, una postura incorrecta, la pésima distribución de pesos o los malos hábitos de conducción también generan lesiones.

Es por eso que resulta importante tener buenas costumbres antes, durante y después de montarse una motocicleta, especialmente en las personas que las utilizan a diario. De esta forma se evitan varios problemas que pueden derivar en un detrimento progresivo de varias zonas del cuerpo humano.

Enfermedades
como el síndrome compartimental, el síndrome de túnel carpiano, la epicondilitis o la lumbalgia no son padecimientos exclusivos de los deportistas, muchos motociclistas también los ­sufren a menudo.

La conducción de una moto no solo expone a las personas a un agotamiento psicológico debido al tráfico, sino también a la acumulación de cansancio muscular, además de una inflamación progresiva de las articulaciones. Y es que la posición en la que deben ser maniobrados varios modelos, durante cierto tiempo, no es la más natural.

En este sentido, lo más importante es la prevención. Muchos expertos recomiendan que, antes de utilizar una motocicleta, los conductores realicen ejercicios de calentamiento y estiramiento.
El tiempo óptimo para ejercitarse está entre cinco y diez minutos. El objetivo es que las articulaciones y los músculos estén listos para soportar las cargas por el peso, la resistencia al viento y la maniobrabilidad que requiere conducir una moto por el tráfico de la ciudad.

hombros

Los hombros 
Esta parte del cuerpo, sumada a los codos, funciona como los amortiguador al soportar el peso de la persona en movimiento.

El cuello
Soporta el peso de la cabeza y del casco. Durante los traslados de la moto se intensifica la tensión de los músculos que lo componen.

cuello

Las rodillas ­
Soportan la carga del cuerpo al circular por superficies irregulares. Además, son el punto de equilibro cuando se detiene la moto.

Las muñecas
Sirven para maniobrar el vehículo. Están exigidas todo el tiempo y son el primer punto de contacto y afectación en caso de una colisión.

El peso 
Este aspecto merece especial atención. Durante los frenados, el peso de la motocicleta, del chofer y del pasajero se direcciona hacia los músculos y articulaciones del conductor. Es por ello que resulta importante aprender a distribuir la fuerza de frenado entre las ruedas delantera y trasera. Así se evitan problemas graves en la salud a largo plazo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)