3 de junio de 2014 19:02

El último examen de Ecuador, antes del Mundial, será frente a Inglaterra

La Selección de Ecuador se entrena en Miami antes del partido amistoso frente a Inglaterra. Foto: EFE

La Selección de Ecuador se entrena en Miami antes del partido amistoso frente a Inglaterra. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 6
Sorprendido 6
Contento 0
Pablo Campos/Redactor

Ecuador disputa hoy, 4 de junio, el cuarto amistoso planificado en su año de Mundial. Desde las 14:00, el equipo de Reinaldo Rueda se enfrenta con Inglaterra en Miami y luego retornará a Quito, mañana.

Permanecerá en la Casa de la Selección hasta el fin de semana y el lunes volará hacia Brasil para esperar su debut mundialista del 15 de este mes ante Suiza en Brasilia.

El partido es especial para el capitán Antonio Valencia quien se enfrentará al destinatario de sus pases gol en el Manchester United: Wayne Rooney.

Otro compañero suyo, el defensa Chris Smalling, también juega por Inglaterra.
El equipo inglés, undécimo en el escalafón de la FIFA, y que jugará en el grupo D, es el cuarto escollo exigente que se impuso la Tricolor en este año, en el que solo se midió con equipos clasificados a la Copa: Australia, Holanda y México fueron los rivales desde marzo.

En cambio, los otros integrantes del grupo E, en donde está la Tricolor, se foguearon ante equipos menos exigentes y que, en algunos casos, no están clasificados al Mundial.

Suiza jugó con Jamaica, Honduras rivalizó con Israel y Turquía y Francia disputó juegos ante Paraguay y Noruega.


En el contexto de un partido exigente de preparación, la Selección perdió a uno de sus baluartes: Segundo Castillo, el tercer jugador con más partidos en el equipo (90) tras Édison Méndez y Walter Ayoví.


Él se lesionó la rodilla derecha tras chocar con el mexicano Luis Montes, el pasado sábado en Arlington.

Al final del partido, Rueda declaró que tras la lesión del ‘Mortero’, el resultado y las evaluaciones del juego dejaron de ser lo más importante.


El entrenador Jorge Célico, de Universidad Católica, dice que las lesiones son uno de los riesgos de éstos partidos. “No jugaría un amistoso dos semanas antes de una competencia.

Se pierde más de lo que se gana. Siempre está en juego que un futbolista pueda lesionarse. Hay que precautelar la salud de los jugadores”.
Castillo es la gran duda de la Tri para el Mundial.

Pero los mismos amistosos dejaron claro quién será su reemplazante: el joven Carlos Gruezo, de 19 años, quien ha sumado 79 minutos en dos de los tres partidos.

Ante Holanda reemplazó a Christian Noboa y el pasado sábado sustituyó al ‘Mortero’ tras su desafortunada lesión. 
Al contrario de Célico, el técnico de Independiente, Pablo Repetto, sí mira con buenos ojos los amistosos.

El DT sostiene que las lesiones son consecuencia del propio juego. “Lo que pasó con Castillo podía suceder a los cinco minutos del primer partido del Mundial o en cualquier momento”.


Para el entrenador, la exigencia que tuvo la Selección le sirve para alcanzar ritmo de juego. “Es importante que los jugadores tienen competencia, que vayan recordando la idea del técnico Rueda”.


Ecuador usó a 24 jugadores durante sus cuatro amistosos: probó a los dos arqueros (Adrián Bone ante Australia y Máximo Banguera contra holandeses y mexicanos) ratificó a Fricson Erazo como su comandante en el centro de la zaga, no movió a los laterales Walter Ayoví y Juan Carlos Paredes y adelante le dio minutos al ariete Felipe Caicedo, quien fue titular en dos encuentros y entró al cambio en el duelo ante los aztecas.

No marcó ningún tanto en los juegos.
Los amistosos también evidenciaron el espectacular momento del nuevo grito de gol tricolor: Énner Valencia jugó dos partidos (ante Australia y México) y marcó dos goles.

Solo se perdió el juego ante Holanda, pues disputaba la final del torneo mexicano con su equipo, Pachuca. Sus goles son la principal esperanza del equipo en la Copa del Mundo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)