28 de October de 2013 00:03

Barcelona es otro equipo con Luis Soler

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Luis Soler demostró que no solo es un entrenador de fútbol. También demostró que es un motivador, que tiene actitud paternal y que sabe mediar en conflictos.

Fue él quien pidió a la directiva que conversara con los jugadores la semana pasada, para atenuar la tensa situación económica, que incluso generó un cruce verbal en la red social Twitter entre Matías Oyola y Frickson Erazo con el vicepresidente Luis Noboa.

Esta iniciativa dio frutos y Soler luego continuó con su plan para vencer al Deportivo Quevedo con un fútbol dinámico y contundente. Con estas virtudes lo superó ayer 2-0, en el estadio Banco Pichincha, con goles de Kevin Chérrez (autogol) y de Christian Penilla.

También hubo otra motivación para que el estratega argentino y sus dirigidos exhibieran un gran desempeño. Mario Costa, nuevo presidente de la Comisión de Fútbol del cuadro torero, miró atento el cotejo desde una de las suites.

El flamante directivo anticipó que al final del año se hará una evaluación del desempeño de Soler y del plantel de futbolistas, de cara a la temporada 2014. Por este motivo, y con el propósito de clasificarse a la Copa Sudamericana, Barcelona mostró otra actitud.

En la defensa, el estratega -que asumió el cargo el 13 de agosto- recuperó a la línea titular compuesta por Frickson Erazo, Jayro Campos y José Luis Perlaza, la misma que el año pasado fue casi imbatible, hasta que se lesionó Campos.

Matías Oyola, Michael Arroyo y Carlos Gruezo se asociaron permanentemente entre sí y con los laterales Pedro Pablo Velasco y Roosevelt Oyola. Mientras que en la ofensiva rotaron Penilla y Andrés Franzoia. Ellos hicieron que el ­fútbol del 'Ídolo' fuera agradable a la vista de sus hinchas.

Un factor que ha influido en este mejoramiento, es que Soler ha aprovechado al máximo las paralizaciones del torneo por las últimas participaciones de la Selección en las eliminatorias.

El estratega probó y conoció a fondo a todo el plantel de futbolistas en partidos amistosos. Y a diferencia de su antecesor, Gustavo Costas, consiguió que jugara colectivamente, rotando el balón lo necesario. Mientras que con el 'Narizón' -como es apodado-, Barcelona lucía apurado e impreciso.

Adicionalmente, Soler puso mano dura en la parte disciplinaria. Envió al equipo de reserva a Michael Jackson Quiñónez y a Geovanny Nazareno. Mientras que sancionó con un cotejo a Erazo, por desobedecer una orden.

Así se ganó el respeto y la confianza de sus pupilos. En la cancha se ve a un Barcelona combativo y de fútbol alegre. Derrotó al Quevedo con firmeza y sigue en el quinto lugar en la tabla de posiciones acumulada, con el sueño intacto de llegar a la Sudamericana.

Los hinchas salieron felices y los jugadores sonrientes, al igual que su entrenador. Su próximo rival será Emelec, en el Capwell.

Matías Oyola Un volante incansable El argentino-ecuatoriano Matías Oyola demuestra por qué es capitán de Barcelona. Marca y proyecta juego incansablemente. Se asocia a los volantes de marca y se repliega con los de contención. Los hinchas lo aclaman cuando lo nombran.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)