18 de diciembre de 2016 17:09

Azafata sobreviviente de tragedia de avión de Chapecoense viaja a Bolivia

Ximena Suárez, azafata, se encuentra estable en la casa de salud. Foto: redes sociales

Ximena Suárez, azafata, se encuentra estable en la casa de salud. Foto: redes sociales

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 17
Agencia AFP

La azafata boliviana Ximena Suárez, la última sobreviviente que permanecía en Colombia tras la tragedia aérea que diezmó el club brasileño de fútbol Chapecoense, viajó este domingo a su país luego de ser dada de alta por la clínica Somer de Rionegro.

“Ahora me voy feliz para mi país pero la gente linda de Colombia siempre estará en mi corazón”, dijo Suárez en un video divulgado por la clínica, poco antes de salir para abordar un avión de la empresa aérea Avianca rumbo a la ciudad de Santa Cruz de la Sierra.

La azafata, una de la seis sobrevivientes del siniestro ocurrido el 28 de noviembre, agradeció a la entidad médica, a las autoridades y el pueblo de Colombia, al consulado boliviano, al Atlético Nacional “ por su apoyo y ayuda brindada”.

El sábado se divulgó un audio grabado por Brayan Javier Suárez, hermano de la azafata, en el que agradece la atención y cuidados recibidos en Colombia y confirmó la mejoría de salud de su hermana.

“A todos los medios de comunicación, a toda la gente que ha estado orando por la recuperación de mi hermana, gracias a Dios ella está mucho mejor”, aseguró.

Suárez sobrevivió al accidente junto con su compatriota el técnico aeronaútico boliviano Erwin Tumiri, quien regresó a La Paz el 2 de diciembre, además de los futbolistas Helio Neto, Alan Ruschel, Jackson Follman y el periodista Rafael Henzel.

En el accidente, ocurrido en una zona aledaña a la ciudad de Medellín, a la que se dirigía el club brasileño para jugar la final de la Copa Sudamericana frente al local Atlético Nacional, murieron 71 personas, principalmente miembros del club Chapecoense.

El percance aéreo, producido según las autoridades por falta de combustible de la aeronave de matrícula boliviana de la empresa Lamia, provocó una ola de solidaridad en Colombia que asumió la tragedia como propia.

Tras el accidente, el gobierno de Bolivia suspendió la licencia de Lamia e inició una investigación por aparente laxitud en los controles aéreos del país.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (13)
No (1)