7 de agosto de 2015 16:00

‘Conducir una ilusión’, una experiencia para todos

Los participantes recibieron una asesoría completa para cumplir con las actividades programadas.

Los participantes recibieron una asesoría completa para cumplir con las actividades programadas.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 3
Contento 0
Redacción Carburando

La fundación Once, la marca Seat y la empresa Race demostraron que no hay límites cuando se trata de conducción. Y es que los tres entes organizaron una jornada denominada: ‘Conducir una ilusión’, en Madrid, España.

Este evento estuvo dedicado especialmente para las personas no videntes; los participantes tuvieron la oportunidad de conducir varios vehículos de la marca española con la ayuda de especialistas.

Cerca de 60 personas con discapacidad visual fueron parte de este programa, algunas habían conducido alguna vez, mientras que otras no lo habían hecho nunca.

Milagros, una de las conductoras, reveló que esta experiencia fue la primera de ese tipo en su vida. “Para mí ha sido una sensación increíble. Nunca había podido manejar un auto. Sentir las bajadas y subidas del circuito es tremendo. Repetiría sin dudar”, comentó la emocionada mujer.

Cada conductor tuvo un asistente que debía  darle instrucciones precisas durante las pruebas.

Cada conductor tuvo un asistente que debía darle instrucciones precisas durante las pruebas.

Para lograr que los participantes pudieran conducir sin ningún problema, los organizadores les dieron instrucciones sobre el uso del volante. Las pautas se basaban en imaginar que el volante era un reloj con sus respectivas agujas.

Es decir, cuando el conductor debía realizar un giro recibía la instrucción de su acompañante con números. Por ejemplo, +5 significaba girar hacia la derecha, +10 aumentar los grados de giro, mientras que -1 se traducía en un giro a la izquierda, y -10 hacerlo de manera más brusca hacia ese mismo lado.

Además, los participantes realizaron pruebas previas sobre el funcionamiento de la caja de cambios y a la sensibilidad con el acelerador y el freno. Al final de la jornada, varias personas sin ningún problema visual también realizaron el recorrido con los ojos tapados para compartir la experiencia.

Fuente: www.elmundo.es

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)