2 de junio de 2017 15:30

Seminuevos: un negocio en constante cambio

La oferta de estos vehículos es muy variada y completa en todo el país. Foto: Fernando Robayo/ CARBURANDO

La oferta de estos vehículos es muy variada y completa en todo el país. Foto: Fernando Robayo/ CARBURANDO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 1
Redacción Carburando

Durante varios años y a través de diferentes mecanismos, el Gobierno Nacional limitó las importaciones de vehículos como parte de su estrategia para corregir una balanza comercial deficitaria. Ante la menor oferta de autos cero kilómetros, el mercado de autos usados se potenció, y dentro de él surgió el concepto de los seminuevos.

El seminuevo no es sino un auto de segunda mano que reúne ciertas características que lo convierten en la alternativa más próxima a un auto nuevo. La demanda de este tipo de vehículos creció de tal manera desde hace cinco años, que muchos distribuidores de autos nuevos crearon o fortalecieron sus líneas de negocio de seminuevos, como complemento de su actividad principal.

Las empresas dedicadas a la compraventa de este tipo vehículos coinciden en que los parámetros para incluirlos en esa categoría son una antigüedad de hasta cinco años, un recorrido de hasta 100 000 kilómetros y un estado general óptimo.

El mercado de autos de segunda mano siente el efecto de la eliminación a los cupos de importación de unidades nuevas. Foto: Fernando Robayo/ CARBURANDO

El mercado de autos de segunda mano siente el efecto de la eliminación a los cupos de importación de unidades nuevas. Foto: Fernando Robayo/ CARBURANDO

Muchos de ellos son recibidos en concesionarios como parte de pago de autos nuevos, o de otros seminuevos de mayor valor. De esta forma, las personas pueden acceder a un vehículo de buenas condiciones o mejorar el que tienen.

Pero en el 2017, este negocio ha dado un giro importante en relación con los dos años anteriores. La eliminación de las restricciones a la importación de vehículos nuevos, que entró en vigencia el pasado 1 de enero, posibilitó el ingreso al país de una cantidad de unidades mayor que en el 2015 y el 2016.

La oferta de seminuevos, de origen europeo, es destacada en el mercado local. Foto: Fernando Robayo/ CARBURANDO

La oferta de seminuevos, de origen europeo, es destacada en el mercado local. Foto: Fernando Robayo/ CARBURANDO

La mayor oferta disponible y la gran competencia existente entre marcas y modelos han hecho que los precios bajen (considerablemente, en algunos casos), lo cual ha tenido un impacto directo en los precios de los autos de segunda mano.
Según Diego Luna, gerente general de Ecuawagen, la demanda de autos seminuevos ha caído en un porcentaje similar al del crecimiento que registran los autos nuevos, a pesar de que sus precios también han bajado.

En ello coincide Pierre Janineh, jefe de Producto de 1001carros.com, quien asegura que los precios de los seminuevos han bajado todos los meses desde enero, debido a la mayor oferta de unidades nuevas. “Manejamos un precio promedio de USD 22 000 en nuestros vehículos y actualmente hay muchos modelos nuevos que cuestan menos que eso”, indicó.

Esta situación crea una distorsión en la compra de vehículos. “Muchos clientes creen que los precios no han variado y quieren recibir un mayor valor por sus autos, cuando el mercado dice otra cosa. Para que la gente comprenda lo que sucede, se requiere tiempo”, aseguró. Él cree que el mercado empezará a estabilizarse
a partir de julio.

Pero más allá de las particulares circunstancias del mercado en la época actual, los seminuevos representan la principal y más económica alternativa a los cero kilómetros, y los establecimientos especializados son el canal más seguro para llevar a cabo una negociación de compraventa.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)