21 de septiembre de 2014 10:38

Hamilton gana en Singapur y es el nuevo líder del campeonato

Lewis Hamilton, piloto de Mercedes. Foto: EFE

Lewis Hamilton, piloto de Mercedes. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 4
Contento 0
DPA
Singapur

El británico Lewis Hamilton ganó hoy, 21 de septiembre, el Gran Premio de Fórmula 1 de Singapur y se convirtió así en el nuevo líder del campeonato mundial, con tres puntos de ventaja sobre el alemán Nico Rosberg, que abandonó al inicio de la prueba con problemas en el volante.

El alemán Sebastian Vettel fue segundo, el australiano Daniel Ricciardo tercero y el español Fernando Alonso cuarto en un Gran Premio que se redujo a 60 vueltas para cumplir con la regla que impide superar las dos horas de duración. "¡Gran trabajo, muchachos, les agradezco mucho!", dijo Hamilton una vez cruzada la meta en una comunicación por radio con su equipo. "Claro que soñé con esto anoche, pero esperaba que pasara de verdad", diría el británico minutos después ya en la ceremonia de premiación.

El sueño de Hamilton fue pesadilla para su compañero de equipo en Mercedes, Rosberg, que se resignó a entrar a boxes en la vuelta 14. La Fórmula 1 llegará así dentro de dos semanas a Japón, escenario del décimo quinto Gran Premio de la temporada, con Hamilton al frente de las posiciones, con 241 puntos, seguido de Rosberg con 238.

Ricciardo es tercero con 181, Alonso cuarto con 133 y Vettel quinto con 124. El mexicano Sergio Pérez, séptimo hoy a bordo de su Force India, se ubica décimo en el campeonato mundial, con 45 puntos. Vettel, campeón mundial de los últimos cuatro años, logró hoy en el circuito urbano de Marina Bay su mejor resultado de la temporada.

"Es una carrera realmente dura, pero me gusta", dijo el alemán refiriéndose al elevado calor y humedad habituales en la ciudad estado asiática.

Hamilton, que cruzó la meta dos horas antes de la medianoche en el único Gran Premio nocturno del calendario, celebró así su segundo éxito consecutivo y el séptimo del año. "No fue perfecto", aseguró Hamilton, aludiendo a que Rosberg, su enemigo íntimo en el equipo, no pudiera cruzar la meta y sumar más puntos para Mercedes.

Ya desde antes de la largada, el día se perfilaba mal para Rosberg. "El volante no funciona como debería", admitió el jefe deportivo de Mercedes, Toto Wolff. "Lo cambiamos, pero no sirvió de nada". Rosberg, de 29 años, comprobó antes de la vuelta final previa a la largada que no podía poner las marchas y, por lo tanto, no podía arrancar.

La segunda posición de largada que se había ganado el sábado quedo vacía y el alemán inició la carrera desde la calle de boxes. Alonso fue el gran protagonista de esa largada al ganar dos posiciones, de la cuarta a la segunda, aunque lo hiciera cometiendo un error. "La salida, regular... Salí bien, pero luego cometí un error, me pase en la frenada y luego tuve que dejar pasar", dijo el piloto de Ferrari, que se vio obligado a ceder posiciones por haber eludido una curva.

Alonso lamentó sin embargo mucho más la aparición del "safety car" en la vuelta 32 por un toque entre los coches del alemán Adrian Sutil y Pérez. "A veces los safety te ayudan, pero también te perjudican, y esta vez quizás nos quitó la segunda posición", dijo el español, que cuando ingresó el coche de seguridad se ubicaba segundo.

"Habíamos empezado bien la carrera hasta el coche de seguridad estábamos asegurando la segunda posición", dijo la estrella de Ferrari, que ganó en Singapur en 2008 y 2010.

Esa aparición del "saftey car", una tradición en Singapur, complicó también a Hamilton, campeón mundial de 2008, que veía como sus neumáticos traseros se recalentaban vuelta tras vuelta.

Así fue que en la vuelta 53 decidió entrar a boxes para cambiar las ruedas. Tras una breve ventaja de Vettel como líder de la carrera, el británico volvió a conquistar la punta y ya no la abandonaría hasta cruzar la meta.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)