1 de noviembre de 2014 23:47

Pese a la derrota, Aucas seguirá en primer lugar

Edwin Méndez, durante el partido del viernes frente al Quevedo. Su concurso no bastó. Juan Carlos Pérez / El Comercio

Edwin Méndez, durante el partido del viernes frente al Quevedo. Su concurso no bastó. Juan Carlos Pérez / El Comercio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 6
Indiferente 0
Sorprendido 5
Contento 0
Redacción Deportes (D) 
deportes@elcomercio.com

Pese a caer 0-1, el viernes en la noche, frente a Deportivo Quevedo, Aucas sigue siendo el puntero de la tabla general de la Serie B. El equipo de Juan Ramón Silva se quedó con 74 puntos, cuatro más que River Plate, su rival más fuerte en la lucha por el ascenso.

En el estadio Siete de Octubre, Aucas no tuvo un partido para recordar. Por el contrario, sus opciones ofensivas fueron esporádicas, insuficientes como para aspirar a ganar el encuentro.

El Quevedo, dirigido por el italiano Mauro Pederzoli, compensó el hecho de no contar con una nómina llamativa con un planteamiento ordenado, prolijo, que hizo difícil cualquier aspiración del cuadro capitalino.

Concretamente, Aucas tuvo apenas una opción clara de anotar. A los 70’, Jimmy Delgado avanzó en diagonal hacia el arco del golero Rodrigo Riofrío, Su remate apenas pasó al lado del poste derecho.

Lauro Cazal, el otro goleador que luce Aucas en sus filas, tuvo una jornada discreta, sin mayores intervenciones. Fue sistemáticamente cercado por la defensa local, que incluso apeló a la brusquedad para neutralizarlo.

Otro elemento golpeado fue el zaguero José Quinteros. El ‘Choclo’, durante el primer tiempo, sufrió la rotura de su ceja izquierda, por lo que en la segunda mitad debió jugar con un vendaje.

En el medio campo, Edwin Méndez tuvo varias oportunidades para imponer su fútbol, sin embargo la marca rival pudo más. Aucas, en definitiva, careció de fluidez y control sobre el encuentro.

Cuando el punto parecía un premio para Aucas, por la forma en que había transcurrido el encuentro, Darwin Moposita habilitó eficientemente a su compañero Patrick Quiñónez. La definición oportuna del jugador del Quevedo dejó sin opciones al meta Jerónimo Costa y decretó el resultado final.

Tras esta victoria, Deportivo Quevedo queda estacionado en la zona media de la tabla de posiciones. Suma 53 puntos y, si bien no tiene opciones ya para pelear por el ascenso, queda lejos de los equipos que están comprometidos con la lucha por no descender.

El miércoles, Aucas tendrá una de las paradas más difíciles en su todavía intacta aspiración por llegar a la Serie A.

River Plate será el rival de los oro y grana. El encuentro se jugará en el estadio Gonzalo Pozo, a las 11:30.

Ayer (1 de noviembre), el cuadro porteño no aprovechó el tropezón de su rival directo y se dejó empatar (2-2) por la Espoli, en el estadio La Fortaleza.

El cuadro local se puso en ventaja con los goles de Luis Carlos Espínola (41’) y Deny Giler (47’). Espoli, de manera pundonorosa, reaccionó y logró la igualdad, gracias a los tantos de Béder Caicedo (53’ y 64’). El cuadro policial, después del empate, manejó mejor el encuentro y cerca estuvo de llevarse una sorpresiva victoria fuera de casa.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)