11 de febrero de 2018 00:00

ATP 250 Ecuador Open tendrá una final española

Roberto Carballes (izq.), de 24 años, venció ayer a Andrej Martin.   Albert Ramos (der.) tuvo un duro partido contra el brasileño Thiago Monteiro. Fotos: Patricio Terán/ EL COMERCIO

Roberto Carballes (izq.), de 24 años, venció ayer a Andrej Martin. Albert Ramos (der.) tuvo un duro partido contra el brasileño Thiago Monteiro. Fotos: Patricio Terán/ EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Martha Córdova

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La final del ATP 250 de Quito será española. Albert Ramos Viñolas, 21 en el escalafón mundial, y Roberto Carballes, 108, jugarán hoy por el título del Ecuador Open.

Ramos Viñolas llegó al partido final luego de derrotar al brasileño Thiago Monteiro por 6-4, 6-7 y 6-4, en un juego de más de 2 horas y 30 minutos.

Ramos Viñolas
es un tenista de enorme experiencia. El año pasado llegó a las semifinales de Quito y Río de Janeiro y a las finales en Sao Paulo y el Master 1000 de Montecarlo.

En Mónaco alcanzó su máximo pico de rendimiento pues eliminó al británico Andy Murray y a Marín Cilic, pero en la final sucumbió ante su compatriota Rafael Nadal.

En el partido de este sábado, 10 de febrero del 2018, frente a Thiago Monteiro, tuvo un momento de duda en el segundo set, cuando su rival se apropió de dos saques en la muerte súbita. Pero en el tercer set mostró su cálida: tenis contundente y mucha cabeza fría para dominar el escenario.

Su rival de hoy será Carballes, un tenista que tras el torneo de Quito ingresará al ‘Top’ 100 de los mejores del mundo.

El mérito de Carballes es que viene del cuadro de clasificación. Él, ayer, en la cancha central del club Jacarandá, venció por 4-6, 6-3 y 6-2 a Andrej Martin, de Eslovaquia.

La fortaleza mental de Roberto Carballes salió a flote en este partido. Al finalizar el primer set denunció un dolor en su pierna y cadera derechas. Recibió asistencia médica, y en adelante volvió a su juego, ese de trabajar golpe a golpe y punto a punto el partido.

Martin, un eslovaco de revés y ‘drive’ (golpe básico del tenista) muy fuertes, aprovechó el mal momento de su rival y le hizo correr de derecha a izquierda, para desgastarlo físicamente en la altitud.
Carballes resistió y decidió jugar con la misma intensidad que su rival le imponía. También lo puso a correr de un lado al otro y buscó enviar la pelota sobre la línea misma de límite de la cancha .

El segundo set lo ganó porque tuvo más paciencia y gran fortaleza mental, pues las voleas fueron largas, de 8 a 10 intervenciones por tenista. Forzó al error de su rival, que no dejó de hacer daño, pero controlaba en menos ocasiones la fuerza en sus golpes.

Carballes hizo suyo el segundo set por 6- 3, e ingresó a la tercera manga con más arrestos mentales y mayor agotamiento que su rival.

Rápidamente se puso adelante en el marcador por 3-1, volvió a quebrar el servicio a su rival en el quinto, que le ­colocó con un cómodo 4-1.

El sol, que brilló en todo su esplendor en el juego, no dejó de aquejar a los tenistas. Más agotado se miró al español, que en ocho días jugó seis partidos, pues disputó el fin de semana anterior los cotejos del cuadro de clasificación.

En el sexto ‘game’ de ese tercer set fue clave. El servicio lo tenía Carballes, y Martin se apropió del él en la segunda bola de quiebre que tuvo. Acortó diferencias 4-2; pero fue momentáneo, porque ganó los dos siguientes ‘games’ y se llevó el partido.

“Tiene un juego muy al estilo español. Trabaja sus puntos con mucha paciencia”, dijo Fran Martínez, entrenador de Carballes Baena, de 24 años.

“Fue un partido bastante complicado, los nervios le atacaron la barriga, y no pudo jugar muy cómodo. Poco a poco fue encontrando su nivel hasta acabar jugando realmente bien”, añadió el estratega.

Tras el partido fue a encontrar a su pupilo al camerino. A felicitarlo por el logro alcanzado. “En la noche vamos a conversar, a corregir lo que hace falta, pero también a disfrutar un poco de este triunfo. Es su primera final”.

No le preocupa el cansancio que sintió Roberto en la parte final del partido. “Por el trabajo realizado en la pretemporada, tiene arrestos físicos para disputar el título”.

Para llegar a la final, Carballes Baena venció a los italianos Federico Giao y Paolo Lorenzi, al chileno Nicolás Jarry y este sábado a Martin.

Hoy, domingo 11 de febrero, Carballes jugará la final en el torneo y buscará los premios. El ATP 250 de este año repartirá una bolsa de USD 501 345 y 250 puntos para el ‘ranking’ mundial.

Según la organización, cada año la bolsa de premios que se reparte entre los tenistas ha ido incrementándose. Así, en el 2015 se repartieron USD 439 405; luego se incrementó a USD 463 520 y USD 482 060. El campeón se llevará USD 80 00.

Carballes busca ser protagonista en un torneo en el que estuvieron jugadores ‘top’ 50 y 10 ‘top’ 100.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (3)