16 de marzo de 2018 00:00

Edwin Ibarra correrá en París con los pies descalzos

Desde hace 10 años, Edwin Ibarra participa con pies descalzos. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Desde hace 10 años, Edwin Ibarra participa con pies descalzos. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 2
Contento 3
Redacción Deportes
(D)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Los nervios quisieron traicionarle. “Es mi primer viaje a Europa. Estoy muy feliz porque voy a Francia a correr la Eco-trail de París, de 80 km como siempre, descalzo”, dijo horas antes de tomar el vuelo.

Edwin Ibarra fue invitado por el Municipio de París para realizar esta competencia extrema. “Nos conocimos con uno de los asesores del alcalde de París en Perú, durante la Maratón de los Sables. Se sorprendió porque caminaba sin calzado en el desierto y lo hice durante cinco días”.

Hace tres semanas se contactaron con él para invitarle a participar en Francia. “Tengo pocas referencias de la carrera. Conozco que la partida se dará a las afueras de París y la meta en la Torre Eiffel”.

Pronunciar esos dos nombres le llenan de emoción, “pero también de nervios. La Torre Eiffel solo la conozco por fotografías. Me interesé en este lugar durante el Mundial de fútbol 1998. Con mis hermanos escogimos una selección y yo elegí Francia. Leí su historia, busqué sus lugares más importantes. Con este viaje voy a cumplir mi sueño de niño”.

El desafío en París será distinto al que vivió en Perú el año pasado, donde venció al desierto y temperaturas de 50 grados. Sus pies terminaron con ampollas del tamaño de monedas de USD 0,50. “Esta vez enfrentaremos al frío, a temperaturas de 0 grados centígrados, es un nuevo obstáculo, pero me convertiré en el primer atleta en el mundo en correr la París Eco-Trail descalzo”.

La carrera, que se efectuará entre sábado y domingo, contará con la presencia de unos 2 000 atletas. La organización también le invitó para dictar una conferencia: El poder de la mente en la maratón y las carreras extremas. “Voy a hablar sobre la concentración y el trabajo mental para una carrera extrema. Hay muchas personas que están interesadas en conocer más sobre el descalcismo, que es lo que yo hago”.

Dijo que no hace ningún ejercicio mental pues no tiene ningún entrenador, mucho menos un equipo multidisciplinario para su preparación. “Mi concentración parte de estar en paz conmigo mismo, ser feliz con lo poco que tengo, de ponerle una sonrisa a todas las cosas de la vida y concentrarme en lo que me apasiona que es correr descalzo”.

Con ese mismo empirismo, organiza su tabla de entrenamientos para cada día: 20 o 30 kilómetros de trote, o “si tengo ganas, no corro sino que hago bicicleta. Voy o no al gimnasio. Hago lo que el cuerpo me dicte. Es más grande mi motivación”, añade el atleta de 26 años, oriundo de Pedernales.

Retornará a Quito el 2 de abril y al día siguiente viajará a Argentina. “Ni siquiera saldré del aeropuerto”, bromea. Fue invitado a participar en la Patagonia Run, una competencia de 70 kilómetros que se disputará entre el 7 y 8 de abril.

“También fui invitado por la organización. Voy para Bariloche”. Aquí también, enfrentará a la distancia y al frío.

El primer semestre del año lo terminará en su tierra, Pedernales, pues participará en el Ecuador Trail, de 120 km. La ultra trail comenzará en Quito y terminará después de dos días en las playas de su tierra manabita.

Edwin Ibarra tiene dos récords Guinnes: corrió 100 km en ocho horas y los 1 500 km que separan Quito de Pedernales, en 45 días. Los dos desafíos los cumplió descalzo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (1)