19 de febrero de 2015 00:00

El triatlón cambió la vida de tres deportistas

Roberto Campaña, Elio Loor y Mauricio Campaña se entrenan para participar en el Ironman. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO

Roberto Campaña, Elio Loor y Mauricio Campaña se entrenan para participar en el Ironman. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 11
Carlos Augusto Rojas
Quito

Para nadar en el mar, pedalear y finalmente correr hasta completar 113 km hay que realizar ajustes en la vida. Sin cambiar hábitos y sin decidirse a entrenar permanentemente, no es recomendable aventurarse a un reto mundial como el que habrá en Manta, el 9 de agosto.

Un triatleta experimentado y bien preparado, que ya sabe lo que es superar el agotamiento y el dolor muscular en una competencia, puede completar el desafío en unas cuatro horas.
No obstante, para aquellos que librarán una guerra interna para no dejarse vencer en el All You Need is Ecuador Ironman 70.3 Ecuador, el reto puede durar entre seis y ocho horas.

Por ese motivo, un triatlón de 113 km se debe preparar con seriedad. Así lo entiende Juan Santamaría Almeida, especializado en medicina del deporte y quien sugiere una valoración médica para determinar si los pulmones, el corazón y el cuerpo están aptos para ponerse a prueba durante tantas horas.

Una vez pasado ese examen, lo ideal es buscar un entrenador. Uno de ellos es Elio Loor, de 35 años, competidor estrella del grupo Siati-Sports, quienes se reúnen en los parques Bicentenario y La Carolina.

El excarrilero izquierdo de la Sub 20 de la Espoli ha visto que la práctica del triatlón cambia la vida de las personas. El también entrenador asegura que la ejercitación adecuada, el descanso y la alimentación apropiada son determinantes para conseguir la resistencia que permita finalizar esa carrera.

En la última semana, el manabita recibió seis llamadas telefónicas de personas que quieren prepararse para el reto de Manta. Es más, anoche tenía una reunión con un aficionado que no sabe nadar, quien también quiere ser parte de ese evento que tiene un cupo para 2 000 participantes.

Dos retos de 113 km se realizaron el año pasado, pero es la primera vez que la marca Ironman se promociona en el país.
La carrera realmente ha motivado a atletas locales.
Uno de ellos es Roberto Campaña, de 34 años, quien buscará su primer triatlón. Él se ejercita para eventos de aventura (combinan atletismo, ciclismo, orientación, entre otras), pero nunca hizo un triatlón.

Roberto empezó a correr para bajar de peso, hace unos cinco años, pues llegó a sobrepasar los 90 kilos. Ahora tiene 20 kg menos y la actividad física es constante en su vida.

Desde que se tomó en serio la práctica deportiva, se acuesta más temprano, se ejercita por las madrugadas y luego va al trabajo. “En la noche se puede visitar a la novia, a los papás…", contó con una sonrisa.  "El entrenamiento te obliga a cambiar. El viernes no salimos de fiesta porque el sábado madrugamos a realizar rutas largas. Cambia la alimentación, ya no se toma...".

En eso también coincide Mauricio Campaña, de 31 años y oriundo de Salcedo.  Él también fue futbolista, estuvo en las reservas del Macará y se ejercita con la guía de Loor. En esta temporada, su principal objetivo será el Ironman 70.3. "Inicié en el mundo del triatlón hace un año y medio, porque me lesioné jugando fútbol", contó el ingeniero informático. "Esto del triatlón es espectacular. Hay un objetivo nuevo cada día, como si fuera una carrera con uno mismo".

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)