27 de septiembre de 2014 16:11

Guayaquil recibió exhibición de MMA

Rueda de prensa de The Cage Tournament, evento de de artes marciales. Foto: EL COMERCIO

The Cage Tournament, evento de artes marciales. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Guayaquil

Cerca de 200 personas llegaron The Cage Tournament. El evento desarrollado hoy, 27 de septiembre, en Guayaquil tuvo el objetivo de masificar la práctica de artes marciales.

Wanderlei Silva, excampeón mundial de la UFC, dio la apertura al evento, que contó con seis peleas entre destacados deportistas pertenecientes a las academias de artes marciales de Guayaquil.

Cada combate duraba 20 minutos y solo se podía obtener la victoria por sumisión. Si los competidores no hacían rendir a su rival en el tiempo establecido, la pelea terminaba con un empate; no había sumatoria de puntos.

La primera pelea duró cerca de un minuto. Giovanny Arroyo de la escuela Predador, venció sin complicaciones a Alan Gumbs, de Alliance. Esto molestó a los asistentes, ellos abuchearon a los competidores, por el poco tiempo de lucha.

El segundo combate fue más parejo. El experimentado Henry Montenegro, de Bulldog, empató con Jefferson Angulo, de Nova Unión. Montenegro, con 42 años, hizo prevalecer su experiencia, ante un impetuoso pero novel Angulo, de 23 años.

La segunda victoria de la jornada la protagonizó Javier Bazurto, de Bidokan. Él se impuso con una buena llave en el tobillo, al machaleño Julio del Campo, de Alliance.

Ricardo Retto, de Predador, y Jonathan Barragán, de Alliance, protagonizaron la pelea más emocionante del día. Ellos hicieron que la gente se pare de sus asientos y grite sus nombres; terminaron empatados.

Alan Correa, de Alliance, y Roberto Retto, de Predador, fueron los estelares del quinto combate. Luego de 20 minutos de agarres y derribadas, la pelea terminó igualada.

La última pelea enfrentó a dos glorias tricolores, en torneos panamericanos. Fernando Ibáñez, campeón de judo, soportó la ofensiva del campeón de jiu-jitsu, Jonny Tama.

Tama fue el protagonista mientras que Ibáñez atinó a defenderse. La pelea fue emocionante de principio a fin, los combatientes intentaron movimientos arriesgados con llaves en el aire y derribes en las orillas el tatami. El encuentro terminó igualado.

Finalizadas las peleas, Silva accedió a una firma de autógrafos con sus seguidores y posteriormente dictó un seminario sobre nuevas técnicas de entrenamiento para esta compleja disciplina deportiva.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)