25 de abril de 2017 16:09

Arquero brasileño Bruno vuelve a prisión por asesinato

Fotografía del 5 de julio de 2010 del portero Bruno Fernandes en juego contra Coronel Bolognesi en el estadio Maracaná.

Fotografía del 5 de julio de 2010 del portero Bruno Fernandes en juego contra Coronel Bolognesi en el estadio Maracaná. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 5
Agencia DPA

Nuevo giro en el controvertido caso del arquero brasileño Bruno: la Corte Suprema de Brasil decidió hoy, 25 de abril del 2017, que el futbolista debe volver a prisión a cumplir su condena por el asesinato de su amante, dos meses después de su liberación.

El máximo tribunal del país revocó así con una mayoría de tres votos contra uno la decisión preliminar que había tomado uno de su jueces, Marco Aurélio Mello. "La decisión del colegiado determina el restablecimiento de la prisión preventiva de Bruno", comunicó la corte.

La medida de Mello había puesto a mediados de febrero en libertad a Bruno Fernandes de Souza, de 32 años, pese a que había cumplido sólo siete años de cárcel de los más de 22 a los que había sido condenado en 2013. La excarcelación de Bruno y su posterior contratación por parte del Boa Esporte, de la segunda división del fútbol brasileño, generó poco después una ola de indignación en el país.

El arquero acababa de celebrar su regreso a las canchas dos semanas atrás con un 1-1 entre el Boa Esporte y el Uberaba. Bruno salió de la cárcel gracias a un recurso de habeus corpus presentado por su defensa argumentando que la Justicia llevaba años sin decidir sobre una apelación contra su sentencia. El juez Mello decidió entonces liberar al guardameta en consideración del largo retraso y los años que llevaba ya en la cárcel sin haber tenido respuesta a la apelación.

"Nada, absolutamente nada justifica ese hecho", dijo entonces el magistrado. El también juez del Supremo Alexandre de Moraes contradijo hoy esa apreciación. "El caso era complejo, con una serie de recursos no sólo en el Ministerio Público (fiscalía), sino también de la defensa", argumentó, según lo citó el portal UOL.

Mello mantuvo su parecer y fue el único de los cuatro jueces que se pronunció a favor de Bruno. El regreso a prisión del futbolista había sido pedido por la fiscalía. La Justicia debe decidir ahora sobre la apelación de su condena. Bruno era considerado en 2010 como una de las grandes promesas del fútbol brasileño y candidato firme a la meta de la 'canarinha'.

La trayectoria del entonces ídolo del Flamengo, sin embargo, se torció cuando la Policía lo detuvo ese año por sospechas de que había mandado a asesinar a la modelo Eliza Samudio. El futbolista, que estaba casado con otra mujer, había tenido poco antes un hijo con Samudio, que se negó a abortar y quería demandar al jugador para forzarlo a admitir la paternidad.

La esposa de Bruno, con la que éste tiene otros dos hijos, fue condenada también como cómplice y pasó seis años en la cárcel. El fichaje del arquero por parte del Boa Esporte, del estado de Minas Gerais, generó una lluvia de críticas a mediados de marzo, pocas semanas después de su liberación.

El club de la localidad de Varginha perdió a varios patrocinadores en medio de airadas protestas. Decenas de mujeres protestaron entonces en Varginha con la boca cubierta como si llevaran el bozal de un perro. Algunas denuncias contra Bruno sostenían que el deportista había mandado a alimentar a los perros con el cadáver de su amante después de encargar su asesinato. Los restos de Samudio no fueron encontrados nunca.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)