27 de junio de 2016 09:38

En medio del caos y sin el capitán Messi, Argentina se queda a la deriva 

Lionel Messi, en medio de sus compañeros de selección, después del triunfo de Chile ante Argentina en la Copa América. Foto:  Nicholas Kamm/ AFP

Lionel Messi, en medio de sus compañeros de selección, después del triunfo de Chile ante Argentina en la Copa América. Foto: Nicholas Kamm/ AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 8
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 6
Agencia DPA
Sub17

La selección argentina de fútbol quedó a la deriva tras su tercera derrota consecutiva en una final, que desató la renuncia del capitán Lionel Messi al conjunto nacional en medio de la anarquía y la crisis que atraviesa la Asociación del Fútbol Argentino (AFA).

Varios otros referentes de esta generación de futbolistas adoptarían la misma decisión, según anticipó Sergio Agüero tras la caída por penales ante Chile en la final de la Copa América Centenario, el mismo verdugo que en la edición del año anterior.

La derrota se suma a la definición perdida ante Alemania en el Mundial de Brasil 2014. "Se piensa que a lo mejor llegó el momento de dejarle el lugar a otros jugadores", sostuvo Agüero.

Javier Mascherano
, 'El Jefecito' y referente indispensable del plantel, sería otro de los que también habría resuelto su alejamiento. Ya lo había advertido hace un año. La renovación generacional que se estimó podría darse luego del Mundial de Rusia 2018 podría llegar antes, pese a que Messi cumplió hace pocos días 29 años y que Agüero tiene solo 28.

Pertenecen a un grupo de futbolistas que se conocen desde las selecciones juveniles, con las que ganaron mundiales y la medalla de oro en los Juegos Olímpicos, pero que en la selección mayor no pudieron conquistar jamás un certamen, circunstancia que amplió a 23 años la sequía de títulos 'albicelestes'. "Ya está, la peleé mucho, lo intenté, ya son cuatro finales perdidas y no pude. Me duele más que a ninguno pero es evidente que no es para mí. Deseaba más que ninguno un título con la selección y no se me dio", afirmó Messi al anunciar su renuncia en la madrugada del lunes.

Tomó la decisión luego de una fuerte crítica a la AFA a dos días de la final por no respaldar a la selección ni brindarle las condiciones "mínimas" de trabajo que "una potencia necesita".

La entidad rectora del fútbol argentino atraviesa su peor momento, con una comisión normalizadora de la FIFA, una inspección dictada por la Justicia y el procesamiento de su titular Luis Segura, desplazado ahora también por la FIFA.

Al jefe del fútbol argentino, que se fue antes de la final y que el jueves dejará su cargo, según anunció en Estados Unidos el sábado, se lo acusa en una causa por supuesta defraudación en el manejo de los multimillonarios fondos que recibe del Estado por los derechos de televisación de los partidos.

Quebrada, sin dinero ni para montar un gimnasio en el primer búnker de Argentina en California antes del inicio de la Copa, la AFA no le dio respaldo a la selección en el momento que más lo necesitaba y cuando estaba todo dado para conquistar al fin un título. El conjunto viajó a Estados Unidos sin sus propios sparrings -porque las selecciones juveniles se quedaron sin técnicos por la crisis- y debió soportar problemas organizativos producto de la anarquía en la entidad.

En medio de este contexto y pese a las versiones que arreciaron durante el fin de semana, el técnico Gerardo Martino evitó hablar de una posible renuncia y en cambio apuntó a su próximo desafío en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. Abandonar ahora la selección sería dejarla aún más a la deriva, sin directivos ni consensos para nombrar un sucesor y cuando falta poco más de un mes para los Juegos de Río 2016. Para ese certame, Martino por ahora cuenta con solo nueve jugadores, en medio de la negativa de los clubes a ceder a sus figuras. "Es una decisión muy difícil de tomar", confió uno de los más estrechos colaboradores de Martino esta madrugada, en medio de la desolación en la que partía la selección de Nueva Jersey.

Para sumar todavía más problemas, la AFA corre el riesgo de ser desafiliada de la FIFA y entonces la crisis tocaría su piso más bajo. En septiembre se juegan las próximas fechas de las eliminatorias al Mundial de Rusia 2018, en las que Argentina está en zona de clasificación luego de un mal comienzo. Pero poco se sabe qué puede pasar en estos tres meses, ni siquiera si la selección estará habilitada para disputar los partidos programados con Uruguay y Venezuela si avanza la crisis con la FIFA. Ni si podrá contar con su máxima figura ni varios de los más importantes futbolistas del plantel. Messi pareció decidido a dar un paso al costado y bien podría mantenerse alejado hasta que se normalice la situación en la AFA, a la espera de que llegue una nueva dirigencia que le garantice las condiciones indispensable para un conjunto de estrellas, golpeado como nunca antes por las tres finales perdidas. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (0)