19 de noviembre de 2015 11:56

Denuncian amenaza bacteriológica en lagunas que rodean el Parque Olímpico de Río 2016

El biólogo brasilero Mario Moscatelli advierte de nanobacterias presentes en las aguas que rodean al Parque Olímpico para las Olimpiadas de Rio 2016. Foto: Agencia AFP

El biólogo brasilero Mario Moscatelli advierte de nanobacterias presentes en las aguas que rodean al Parque Olímpico para las Olimpiadas de Rio 2016. Foto: Agencia AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE

La presencia de cianobacterias, que colorean de verde las aguas del conjunto de lagunas de Barra de Tijuca, en Río de Janeiro, no son sólo problema ambiental y estético, sino que pueden suponer un contratiempo "dramático" de cara a los Juegos Olímpicos, dijo el biólogo Mario Moscatelli.

Moscatelli, impulsor del proyecto Olho Verde, denunció en una entrevista a Efe que el crecimiento descontrolado de este tipo de microorganismos, que se pueden distinguir por el color verdoso que le confieren a las aguas de la playa de Barra y de la laguna de Jacarepaguá, entre otras áreas afectadas por las aguas residuales, "pueden causar a las personas cáncer de hígado".

"La gente alimentaba una expectativa muy grande en relación a los Juegos Olímpicos; que varios problemas iban a ser combatidos de una manera más intensa", recordó Moscatelli, una esperanza que quedó congelada cuando el ayuntamiento de Río decidió paralizar el plan establecido ante el Comité Olímpico.

El ayuntamiento propuso "la instalación de unidades de tratamiento", que "blindarían las lagunas" y lograrían que no llegara "más basura ni aguas residuales", plan que fue retirado más tarde por la propia institución municipal sin que se realizara otra propuesta en su lugar.

De acuerdo con Moscatelli, "infelizmente" las autoridades brasileñas no cumplieron su compromiso de limpiar las aguas y, a poco más de doscientos días, "la situación en los ríos continúa siendo caótica".

El biólogo brasileño apuntó que la crisis económica no puede ser una excusa de la mala gestión que se está llevando a cabo, ya que años atrás "esa crisis no existía".

"Las autoridades no dieron la atención debida o tal vez nunca se interesaron en atacar los grandes problemas ambientales, que son el crecimiento desordenado, la falta de estructura sanitaria y el vertido de aguas residuales en los ríos, contaminando lagunas y bahías", aseveró el científico, que enfatizó que se tiene constancia de este problema desde hace más de veinte años.

El proyecto Olho Verde es un proyecto de monitorización ambiental aéreo que se gestiona desde hace dos décadas en la región metropolitana de Río de Janeiro y tiene como objetivo identificar los problemas ambientales, sus causas y consecuencias, y alertar tanto a la prensa como a los organismos públicos para evitar que este problema continúe aumentando en la capital fluminense.

"Hace veinte años teníamos un número de ríos muertos en la bahía de Guanabara que era menor del que tenemos ahora. El tiempo está pasando, los políticos hablan y la degradación infelizmente ha aumentado", concluyó Moscatelli.

Asimismo, denunció que las instituciones federales, estatales y municipales han de llegar a un acuerdo para gestionar adecuadamente el problema de las aguas cariocas, cuyos niveles de contaminación podrían suponer un problema sanitario para los deportistas olímpicos, teniendo en cuenta que solo en la región de Barra de Tijuca se disputarán competiciones de 23 modalidades distintas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)