3 de junio de 2016 00:00

Álex Aguinaga se destacó en México y Emilio Butragueño convirtió un penalti

Emilio Butragueño en el momento que fue sustituido en el cotejo de homenaje el 2 de junio del 2016. Foto tomada de la cuenta de Twitter @Leonlec

Emilio Butragueño en el momento que fue sustituido en el cotejo de homenaje el 2 de junio del 2016. Foto tomada de la cuenta de Twitter @Leonlec

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 3
Sorprendido 0
Contento 37
Agencia EFE

El exfutbolista español Emilio Butragueño convirtió  un penalti en el partido de homenaje a su trayectoria en el fútbol mexicano, que el veteranos jugadores del Celaya ganaron por 3-1 a sus contemporáneos del Necaxa la noche del 2 de junio del 2016. 

En la reedición de la final del fútbol 1996, que ganó el Necaxa hace 20 años, algunos veteranos jugadores mostraron kilos de más, otros calvicie o canas, pero se entregaron en un espectáculo que tuvo más de fiesta que de deporte.

Apenas en el minuto 4, el Celaya, equipo en el que Butragueño anotó 29 goles entre 1995 y 1998, se puso delante con un gol de Amarildo Soares, quien fue más rápido que la defensa y convirtió de pierna derecha con un golpe cruzado.

A unos segundos de terminar el primer tiempo de 30 minutos, Marco Reina empató con un disparo de pierna derecha, pero en el arranque de la segunda parte hubo una falta en el área y Butragueño, que había mostrado una buena forma física hasta entonces, convirtió con maestría al engañar al portero.

El Buitre fue sustituido en el 45 por Salvador Vaca y se llevó la ovación de los hinchas, algunos de ellos asistentes a la final de liga de hace dos décadas.

Aunque Necaxa mostró un buen juego, sobre todo por parte del ecuatoriano Alex Aguinaga, quien mostró algo del talento con el que pasó a la historia como el mejor futbolista de ese conjunto, los locales mantuvieron el dominio y ampliaron la ventaja en el tiempo de descuento.

Después de dos amagues, Luis Fernando Soto disparó de pierna izquierda y cerró el marcador en favor del Necaxa.

"A mi edad es difícil anotar un gol, hoy todo ha estado bien, mi rodilla no dolió; estoy muy agradecido", dijo un emocionado Butragueño al agradecer a los hinchas en un estadio que, a partir de hoy, llevará el nombre del ídolo del Real Madrid.

Butragueño deseó que ahora con su nombre, el estadio de buena suerte al Celaya y pueda ascender a la Primera División.
El exgoleador recorrió toda la cancha para agradecer a los aficionados. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (34)
No (4)