25 de mayo de 2014 21:56

Aucas ganó y se colocó  en la zona de ascenso

Lauro Cazal, jugador de Aucas

Aucas jugó contra Delfín en el estadio del Aucas. En la foto: Lauro Cazal. Foto: María Isabel Valarezo/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 1
Indiferente 5
Sorprendido 69
Contento 0
Edwing Encalada, Redactor
Quito

Con gol del delantero paraguayo Lauro Cazal, Aucas venció ayer a Delfín (1-0) en el estadio Gonzalo Pozo, para conquistar su novena victoria en la Serie B y la quinta de manera consecutiva.

Los dirigidos por Juan Ramón Silva tuvieron que luchar ante un cuadro manabita que planteó un férreo sistema defensivo, en el cual el entrenador paraguayo de los 'cetáceos', Raúl Duarte, dispuso de hasta contener jugadores para repeler las acciones de peligro generadas por los orientales.

La falta de precisión en el traslado del balón en el medio sector de ambos conjuntos, hizo que el primer tiempo no lucieran los delanteros, aunque destacó el portero Paolo Ortiz, de los manabitas, quien con acrobáticas jugadas evitó el gol de los delanteros del 'Papá'.

El ingreso de Edwin Méndez por el juvenil Nelson Lara, le dio mayor volumen de ataque a los orientales, quienes sometieron a velocidad a Delfín. Mientras que estos respondían con el contragolpe de Carlos Álava, Víctor Macías y Gerson de Oliveira, este último hijo de Alcides de Oliveira, ex 'crack' del Barcelona Sporting Club, Liga de Quito, Emelec, entre otros.

El gol de la victoria del 'Ídolo del Pueblo' se generó en el minuto 54, cuando un lateral ejecutado por Méndez por el costado izquierdo, lo pivoteó Miguel Ibarra. Cazal controló la habilitación con su pecho y definió con un remate de volea que se clavó en un ángulo para vencer al portero Ortiz.

Delfín no halló respuesta para intentar igualar el marcador, ya que en su intención de buscar el arco de Jerónimo Costa, dejaron espacios que el extremo derecho Jairo Padilla aprovechó; sin embargo, el goleador del torneo, Jimmy Delgado tuvo una tarde sin fortuna de cara al gol, incluso desperdició una ocasión en solitario y frente al arco, a siete minutos del término del partido.

Al final del partido mientras los cerca de 4 500 espectadores que se dieron cita a Chillogallo celebraban la conquista del segundo lugar por diferencia de gol, Ramón Silva fue más cauto y reconoció que el camino es largo para cantar victoria.

"Faltan 30 partidos aún. Ahora somos segundos, pero todavía falta mucho y hay que seguir apuntalando nuestro rendimiento y exigirnos cada vez más", sostuvo el entrenador charrúa. Además, señaló que los jugadores que pierdan su titularidad, tendrán una ardua labor para recuperar su lugar, por el nivel competitivo de sus dirigidos.

En otros resultados, Liga de Portoviejo derrotó en el Reales Tamarindos a Deportivo Quevedo (4-2), Macará igualó en Ambato con River Plate (0-0), UTC derrotó de visitante a Municipal Cañar (2-0) y dejó el último lugar de la tabla al Imbabura, club que empató con Técnico Universitario (2-2) en Ibarra.

Al cierre de esta fecha, Deportivo Azogues igualó sin goles con Espoli en el estadio Jorge Andrade Cantos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)