13 de julio de 2014 17:34

Alemanes enloquecidos por el campeonato

Alemania se coronó hoy, domingo 13 de julio, como nuevo campeón del Mundial de la FIFA. Foto: Agencias

Alemania se coronó hoy, domingo 13 de julio, como nuevo campeón del Mundial de la FIFA. Foto: Agencias

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 6
Contento 0
Redacción Guayaquil
Logo MUNDIAL 2014

La fiesta alemana por el campeonato del mundo se trasladó a Guayaquil. El colegio Alemán Humboldt invitó a los aficionados a ver el choque entre los teutones y Argentina en pantalla gigante.

Una pantalla de 2 metros de alto por 3 ancho, soportada con una base metálica fue dispuesto en el patio principal del colegio, donde se congregaron cerca de 500 personas, entre ecuatorianos, alemanes y uno que otro argentino.

El dominio alemán en la primera mitad fue celebrado por la mayoria de los asistentes. El único momento de sufrimiento fue cuando Gonzalo Higuaín anotó un gol, que posteriormente fue anulado por fuera de juego. El suspiro fue colectivo.

Al término de los primeros 45 minutos, los asistentes disfrutaron de la ogerta gastronómica que ofrecian los organizadores del evento. El combo de salchicha con ensalada de papas y una gaseosa costaba USD 5, fue el más popular.

Para la segunda mitad el público se metió mas en el juego. Las camisetas del Borusia Dortmund y del Bayern Múnich flameaban al mismo tiempo que las banderas alemanas. Los aplausos y la arenga por Deustchland enpezaron a matizar la soleada tarde guayaquileña.

Las repetidas llegadas de Lionel Messi y Rodrigo Palacio eran pifeadas, a diferencia de los acercamientos de Thomas Muller que terminaban con apurados gritos de gol, que terminaron siempre ahogados.

Ambas selecciones no se hicieron daño y llegaron loa tiempos suplementarios. ¡No!.. Gritaron los seguidores de Alemania, mientras se tomaban el rostro, al ver que un remate de Schuerle fue controlado por el portero argentino, Sergio Romero.

Al minuto 113 se desató la locura. El tanto del ingresado Mario Goetze hizo que todos los asistentes se levanten y griten un ensordecedor gol. Abrazos y aplausos moatraron la emoción teutona.

¡Y llora Messi llora! Celebraban los alrmanes cuando el juez pitó el final del partido.

"Yo quería que la final sea contra Argentina pero se tornó mas difícil de lo que esperaba. Ahora vamos a celebrar hasta que el cuerpo lo permita" dijo Frank Beitlich.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)