9 de diciembre de 2016 14:55

Accidente de avión de Chapecoense fue  'asesinato', dice ministro boliviano

Familiares, amigos e hinchas asisten  al funeral de presidente del club brasileño Chapecoense, Sandro Luiz Pallaoro, realizado en la ciudad de Chapecó (Brasil). Foto: Sebastião Moreira/ EFE

Familiares, amigos e hinchas asisten al funeral de presidente del club brasileño Chapecoense, Sandro Luiz Pallaoro, realizado en la ciudad de Chapecó (Brasil). Foto: Sebastião Moreira/ EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 10
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 4
Contento 2
AFP y DPA

El ministro boliviano de Defensa, Reymi Ferreira, acusó este viernes de “asesinato” al piloto del avión de LaMia, que se estrelló en Medellín con 77 personas a bordo, por haber volado su nave con escaso combustible, según investigaciones preliminares.

“En definitiva, no ha habido un accidente, ha habido un homicidio, lo que ha ocurrido en Medellín es un asesinato”, dijo Ferreira a periodistas en Cochabamba, centro del país.

Ante la consulta de que si el piloto (Miguel Quiroga) era el responsable, Ferreira respondió: “ obviamente, si el piloto sólo hubiera cumplido lo que dice la norma, que es aterrizar en Cobija o en Bogotá, o por lo menos antes de accidentarse haya anunciado emergencia desde el comienzo, es posible que no hubiera habido esta tragedia ” .

Según un informe oficial de una funcionaria aeroportuaria boliviana, Quiroga habría decidido obviar las paradas en puntos de reabastecimiento de combustible. Un técnico que sobrevivió a la tragedia testimonió también que el piloto no reportó una emergencia en el vuelo.

“Que alguien se atreve a llevar pasajeros (..) con la gasolina exacta, viola un protocolo fundamental, básico de la aeronavegación civil, que debe tener al menos una hora y media de autonomía de vuelo desde donde parte hasta donde va a llegar”, señaló Ferreira.

Ante este tipo de críticas, la viuda de Quiroga, Daniela Pinto, pidió públicamente el miércoles “que la gente entienda que mi marido no es ningún monstruo” .

Fiscales de Bolivia, Brasil y Colombia, coordinan las investigaciones de las causas del accidente y, por el momento están con detención preventiva el gerente de la compañía Lamia, Gustavo Vargas Gamboa, y su hijo Gustavo Vargas Villegas, quien además fue jefe de registros de licencias de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) .

Además, la Policía emitió una orden de captura internacional contra Celia Castedo, funcionaria aeroportuaria y primera enjuiciada por el caso, que buscó refugio en Brasil. Otro socio de la compañía, Marco Antonio Rocha, permanece en Asunción, Paraguay, desde una semana antes del accidente.

En el siniestro murieron 71 de las 77 personas que iban a bordo, entre ellas jugadores y directivos del club Chapecoense de Brasil, así como periodistas. Hubo además seis sobrevivientes.

Vargas admitió hace algunos días que la nave, un BA-146 modelo RJ85 que despegó de Santa Cruz, debió haberse reabastecido de combustible en el poblado boliviano de Cobija, en el extremo norte del país, para continuar su ruta hacia la ciudad colombiana de Medellín. La nave siguió de largo y tampoco fue reabastecida en Bogotá, según reportes preliminares.

Una de las principales hipótesis que se maneja es que el avión se precipitó a tierra porque se quedó sin combustible poco antes de llegar al aeropuerto de Rionegro, que sirve a Medellín (noroeste) .

El club de fútbol brasileño Chapecoense planea demandar a la aerolínea LaMia después del accidente de aviación en el que murió gran parte de su plantilla en Colombia, según dijo su presidente en una entrevista publicada hoy. "Vamos a procesarlos, con seguridad", dijo Ivan Tozzo al diario brasileño "Folha de Sao Paulo".

La aerolínea, fundada en Venezuela y que operaba desde Bolivia, es considerada responsable del accidente en que murieron 71 personas el 28 de noviembre cerca de Medellín, entre ellos 19 jugadores del Chapecoense y varios directivos y miembros del cuerpo técnico. Según las investigaciones, la causa del accidente fue la falta de combustible. El presidente de LaMia, Gustavo Vargas, fue detenido el martes y permanece en prisión preventiva.

Las autoridades de Brasil, Colombia y Bolivia investigan a la empresa, a la que las autoridades bolivianas ya retiraron la licencia de vuelo. Tozzo manifestó su preocupación de que la aerolínea pueda no pagarles el monto previsto por el seguro del contrato firmado para el vuelo chárter que llevaba al plantel del club a Colombia, en caso de que LaMia se declare en bancarrota.

"Hicimos un contrato basado en la ley y obligándolos a hacer un seguro de viaje también, que consta en el contrato. El (monto del) contrato es de hasta 50 millones de dólares", aseguró Tozzo. "Ahora estamos preocupados con la posibilidad de que ellos estén en bancarrota y no paguen la póliza", dijo el directivo, que agregó que tienen a un equipo de asesores jurídicos estudiando el caso. Las investigaciones actuales ven a LaMia como responsable del accidente por haber viajado con menos combustible del necesario. Medios brasileños aseguraron recientemente que la compañía había incumplido ya semanas atrás con las reglas de combustible en un vuelo chárter contratado por la selección argentina. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (10)
No (0)