Además de su lujoso acabado, la cafetera Vera posee un sistema de manejo integrado al mango. Foto: www.bugatti.it

Además de su lujoso acabado, la cafetera Vera posee un sistema de manejo integrado al mango. Foto: www.bugatti.it

Vera, una cafetera ultramoderna que también decora

Víctor Vizuete E. Editor

Bugatti es una de las firmas de diseño más sofisticadas del mundo actual. Y diseña desde vehículos hasta sacacorchos, todos de lujo y orientados al target más alto.

Las cafetera para expresos Diva fue una de las apuestas de la marca automovilística hace unos años. Pero como su precio estaba a la par de su pares de cuatro ruedas y quitaba, literalmente, el hipo, por lo costoso. No obstante, la crisis hizo desplomar la venta de coches ultralujosos pero elevó la de los artículos de cocina y mesa, como la cafetera Diva, que obtuvo muy buenas cifras.

Ese éxito impulsó a la marca a poner en circulación la cafetera Vera. Inspirada, como su prima cafetera, en los diseños automovilísticos de la compañía, la Bugatti Vera es una tetera eléctrica que lleva integrada en el mando una columna de sensores que informan de la temperatura, hora y estado de la programación del dispositivo. Todo ello con unos diodos LED azules y rojos que parecen recién salidos de una serie futurista.

La tetera, explica Nelly Yánez, de Casa Sibilla de Cumbayá, también puede utilizarse para calentar otros líquidos, programarse para calentar su contenido a una temperatura exacta y mantenerlo en ese nivel o desconectarse. Por supuesto, puede también dejarse preparada para que, al levantarse, el té esté a punto de caramelo.

En síntesis, la nueva cafetera Vera conserva el estatus de Bugatti, pero demuestra que, estética y funcionalmente, tiene pocos competidores.