El lounge del hotel tiene una vista privilegiada del Centro Histórico  de Quito. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

El lounge del hotel tiene una vista privilegiada del Centro Histórico de Quito. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

El trazado del Carlota obtuvo una nominación

Redacción Construir (I)
[email protected]

El Hotel Carlota, ubicado en el Centro Histórico de Quito, fue nominado para los World Travel Awards por su concepto de diseño. En la categoría South America’s Leading Design Hotels es el único proyecto ecuatoriano.

El Atix Hotel, de Bolivia, el B.O.G. Hotel y el Click Clack, de Colombia; el Hotel B, de Perú; el Hotel Pulitzer, de Argentina; el Unique y el Kenoa, de Brasil son los otros hoteles nominados como diseños líderes de América del Sur.

El diseño del Carlota de Quito es un ejemplo de convivencia entre tradición y modernidad. Se trata de un proyecto en el que conviven historia y diseño de alta gama, ya que el proyecto se levantó sobre una antigua casa del centro de la capital ecuatoriana.

La vivienda se construyó a inicios del siglo XX, explicó el diseñador del proyecto, José Laso. Se ubica en las calles Benalcázar y Mejía.

“La rehabilitación se pensó como una alternativa que combine historia, diseño, sostenibilidad y vida urbana”. El resultado: un hotel de estilo contemporáneo y ecléctico.

Esto se logró con la conservación de ciertos aspectos originales como algunas estructuras de madera, que se combinaron con otras de metal. A esto se sumó la introducción de un estilo moderno, a través de piezas de mobiliario icónicas del diseño, en diferentes ambientes interiores y exteriores.

Entre ellas figuran la silla Njord, de Scaffidi & Johansen; las Volpe y Volpino, de Norbert Geelen; la Soley, de Valdlmar Haroarson y la Bina, de Frank Person, entre otras.

El proyecto de rehabilitación del Carlota empezó en el año 2010, con la intención de recuperar esta construcción patrimonial de la ciudad y darle al entorno urbano del centro una nueva alternativa para el turismo nacional y extranjero.

El hotel abrió sus puertas en el 2016. Tiene capacidad para hospedar a 35 personas en sus 12 habitaciones, entre las que constan lofts, suites, habitaciones simples, dobles y triples.

La nominación como uno de los posibles mejores diseños hoteleros de la región recayó sobre esta aleación de tradición y modernidad. En el exterior destaca un diseño histórico, de estilo francés.

Adentro, el contraste se nota aún más. En el techo están a la vista las vigas de madera antigua, combinadas con metal.

Las habitaciones son otro particular del diseño del Carlota: ninguna es igual a otra. Cada una tiene el nombre de un pájaro de la serranía ecuatoriana, y el diseño de la habitación va de acuerdo con las formas, colores o características del ave que la representa.

Papel tapiz como complemento de las paredes, espaldares diseñados con la madera recuperada del antiguo piso, muebles recuperados de los años 50 y 70 y otros fabricados con madera reciclada de la casa histórica son parte de las habitaciones del Carlota.

El hotel también cuenta con características de sostenibilidad y sustentabilidad. Entre ellas, paneles solares y sistema de reciclaje de agua.

Verónica Reed, diseñadora del proyecto, dice que la nominación tiene un importante significado para los objetivos del mismo, puesto que se trata del único hotel ecuatoriano en la categoría de diseño.

Reed invita a los ecuatorianos a votar por el Hotel Carlota en la página web de World Travel Awards (www.worldtravelawards.com).

Para hacerlo, primero hay que registrarse y luego se puede elegir al hotel ecuatoriano, que se encuentra entre siete más de la región. Las votaciones estarán abiertas hasta la primera semana de julio.