Laboratorio Urbano Sostenible acoge arquitectura, diseño y consumo más ecoamigables. Fotos: Julio Estrella / EL COMERCIO

Laboratorio Urbano Sostenible acoge arquitectura, diseño y consumo más ecoamigables. Fotos: Julio Estrella / EL COMERCIO

Quito cuenta con un nuevo espacio para prácticas responsables

Redacción Construir 
construir@elcomercio.com

Con el fin de incentivar una comunidad interdisciplinaria de arquitectura, diseño y consumo responsable para la sostenibilidad humana se creó Laboratorio Urbano Sostenible.

Se trata de un espacio que busca fortalecer e intercambiar conocimientos, experiencias y habilidades de la comunidad a través de eventos, talleres y actividades. Estas tienen un enfoque sostenible, especialmente en temas relacionados con la arquitectura y el diseño. De ahí que estos parámetros del lugar sean puntos que se deben destacar.

Estos campos estuvieron a cargo de Leppanen Anker Arquitectos, un estudio tipo laboratorio que usa diferentes materiales y geometrías. Esto se lo hace a través de la innovación de la manera constructiva y el involucramiento de puntos sustentables dentro de su arquitectura.

El mobiliario de ATU se creó para este proyecto.
El mobiliario de ATU se creó para este proyecto.


La profesional Gabriela Anker indica que ven el proyecto como una instalación arquitectónica y la posibilidad de hacer un espacio donde se crean nuevas ideas.

“Por eso, tratamos de hacer algo distinto. Usamos mucho color, porque creemos que no hay suficientes espacios creativos en la ciudad, que empujen a las personas a probar nuevas cosas. Y también que es mejor innovar y no, lo que es una tendencia, copiar”.

Gabriela Valdez, arquitecta del estudio, explica que se rescató la geometría de la casa ya existente donde funciona el laboratorio para conseguir espacios abiertos, fluidos y con un alto impacto visual.

Los ambientes están diferenciados por colores.
Los ambientes están diferenciados por colores.


En todo el interior se utilizó tríplex, a la que se le aplicó una técnica de manchado con pigmentos naturales, que permiten que se vea la veta de la madera y se mantenga la división de ambientes con color.

El mobiliario, desarrollado por ATU se acopla a las formas geométricas del sitio y la iluminación se planteó con un toque industrial.

Las actividades del lugar están a cargo de un primer equipo, integrado por personas que se enfocan en la sostenibilidad urbana. El laboratorio está conformado por cinco espacios bajo esta temática.

El primero es Galería U&S, una galería interactiva de arquitectura con exposiciones itinerantes de expositores nacionales e internacionales.

Fab Lab Zoi es un laboratorio que aplica el diseño, la ingeniería y las tecnologías bajo una óptica sostenible.

También está DXP.ORG, un espacio de prototipaje de metodologías urbanas.
En Superfoods se impulsa la alimentación consciente y sana, por medio de la investigación, desarrollo, aprendizaje, comercialización y degustación.

Finalmente está Natuarte Orgánico, una propuesta de agricultura orgánica urbana, que busca hacer de la ciudad un lugar biodiverso.

El laboratorio es ideado por Uribe & Schwarzkopf e implementado por Impaqto.
Joseph Schwarzkopf, de la constructora Uribe & Schwarzkopf, asegura que la intención es que la comunidad acceda a estas prácticas de forma gratuita y también que los arquitectos y diseñadores jóvenes experimenten la profesión.