La combinación de colores es una característica de los platos decorativos. Foto: Alfredo Lagla/ Construir

La combinación de colores es una característica de los platos decorativos. Fotos: Alfredo Lagla/ Construir

Los platos que no son para comer pero sí para decorar

Yadira Trujillo Mina.
Redactora (I)

El plato para comer se convirtió en la referencia para darle forma a un accesorio decorativo. La mezcla de materiales y colores hacen de este accesorio un detalle sencillo pero de gran aporte. Entre la infinidad de recursos para que un espacio interior luzca bien, los platos decorativos se caracterizan por su versatilidad y por ser capaces de dar personalidad a cualquier ambiente.

En locales como Todo Hogar hay alternativas para diferentes gustos y estilos. La cerámica, el metal y el vidrio son los principales materiales con los que se elaboran; y las técnicas de pintado son diversas. Los precios oscilan entre USD 8 y más de USD 50, según el diseño y el material.

Carolina Zambrano, decoradora de interiores, comenta que este tipo de elementos decorativos cumplen una función relevante en el hogar. “Muchas veces nos preocupamos por los muebles, por las cortinas, por los acabados, que por supuesto que son importantes. Pero cuando sentimos que algo le hace falta a un ambiente, aunque tengamos lo más importante, son los accesorios los encargados de darle ese toque a la decoración”.

La cerámica, el vidrio y el metal son los materiales más comunes.

La cerámica, el vidrio y el metal son los materiales más comunes.

Para Martha Rodríguez, interiorista, el aporte de los platos decorativos es doble, ya que sirven “tanto para embellecer un ambiente interior como para colocar otros elementos sobre ellos”. Así por ejemplo, cuando los platos son grandes y profundos, Rodríguez recomienda llenarlos con juegos de frutas artificiales o de bolas decorativas del mismo material del plato.

Las zonas sociales serían las más recomendables para usar este accesorio como parte de la decoración, indica Zambrano, quien destaca la versatilidad y la variedad de combinaciones posibles con el elemento.

“Se recomienda combinarlos de acuerdo con la proporción del espacio. Si la mesa es grande se ponen accesorios grandes o se pueden hacer composiciones de piezas pequeñas, que juntas generen el tamaño deseado”.

Predominan las formas redondas y cuadradas.

Predominan las formas redondas y cuadradas.