Los arquitectos hicieron que parte de la comunidad de Nayón actúe en la construcción. Fotos: Cortesía Natura Futura Arquitectura

Los arquitectos hicieron que parte de la comunidad de Nayón actúe en la construcción. Fotos: Cortesía Natura Futura Arquitectura

Nayón tiene su propio Triángulo de las Verduras

Redacción Construir (I)
construir@elcomercio.com

El Triángulo de las Verduras es el nombre del invernadero comunitario que lideró el colectivo Natura Futura Arquitectura, en Nayón.
La parroquia tiene un clima cálido, apto para sembríos de diversos tipos. Esto lo aprovecha la población para trabajar con especies de consumo y decorativas como parte de su sustento económico.

La forma del huerto permite la disposición en diferentes niveles y varias capas de luz y sombra durante el día.

La forma del huerto permite la disposición en diferentes niveles y varias capas de luz y sombra durante el día.

La construcción consiste en un huerto urbano, donde se promueve el trabajo y la generación de ingresos, en un marco de respeto y un modelo de producción que desafía los modelos típicos, indican los promotores, del colectivo Natura Futura Arquitectura.
Este proyecto es parte de Huertomanías, un espacio para motivar el alcance de la autonomía de personas que han tenido dificultades para insertarse en el mercado laboral, por causa de estigmas relacionados con problemas de salud mental como bipolaridad o esquizofrenia.


Fausto Quiroz, representante del colectivo gestor, considera que la participación de estas personas en el proceso de construcción permite que se empoderen de su capacidad de producción y creación.

José Fernando Gómez, miembro del colectivo, indica que el huerto se hizo con materiales nobles como la caña guadúa, la madera y el plástico de invernadero, que se tienen a la mano y son mucho más moldeables, lo que ayuda a que los participantes tengan una práctica efectiva.

El requerimiento de Huertomanía para el espacio de Nayón era que se trate de “un invernadero de bajo presupuesto que pudiera ayudar a generar cosechas que deben ser protegidas del exceso de humedad o insectos. Y de esta forma, poder ampliar el espectro de intervención”.

Durante la noche, el Triángulo de las Verduras  se aprecia como un fantasma en medio de las montañas.

Durante la noche, el Triángulo de las Verduras se aprecia como un fantasma en medio de las montañas.


Los profesionales explican que la construcción se hizo a partir de una figura geométrica básica (el triángulo). “Su forma da paso a varias capas de luz y sombra durante el día, categorizando por niveles”.

En el sitio se ofrecen productos productos orgánicos y artesanales de calidad, lo que para los arquitectos de Natura Futura es parte de la riqueza de cualquier proyecto. Esto va en conjunto con las funciones del mismo, su versatilidad y eficiencia antes, durante y después de la construcción.

Pero, sobre todo, Gómez y Quiroz destacan la participación e inclusión social en la construcción.