Los muebles lucen diversos tonos para adaptarse a los ambientes. Foto: Archivo/ EL COMERCIO

Los muebles lucen diversos tonos para adaptarse a los ambientes. Foto: Archivo/ EL COMERCIO

Los muebles tejidos brindan calidez a espacios interiores y exteriores

Yadira Trujillo Mina. Redactora (I)

Los muebles de fibras sintéticas han sido desde siempre una alternativa para exteriores. Hoy, la calidad de sus acabados, sus colores y estilo los han convertido en una opción para implementarla dentro de la casa.

La primera cualidad de este material es su calidez. A esa se suma la versatilidad para adaptarlo a cualquier espacio y movilizarlo sin inconveniente. Así lo indica Patricia Bravo, propietaria de Mr Dreams. Ella asegura que el ratán sintético con el que se hacen esos muebles produce un efecto natural, lo que proporciona armonía y calidez.

La interiorista también destaca que se trata de mobiliario liviano, que puede utilizarse para transformar espacios de la casa según las necesidades de la familia. Esto quiere decir que pueden trasladarse de un lugar a otro cuando se requiera.

Bravo destaca la facilidad del mobiliario complementario como mesas auxiliares, que combinan el ratán tejido con vidrio. También recomienda usar columpios en áreas exteriores e interiores y sillas de apoyo o taburetes para diferentes actividades familiares.
A estas características versátiles, Bravo añade la posibilidad de almacenamiento. “Hay salas enteras que se guardan en una sola pieza larga y cuando se van a usar se desarman y se tiene muebles y mesa de centro. Esto funciona mucho en patios o jardines pero también son una opción cuando hay reuniones en la casa y se quieren muebles adicionales de apoyo”.

Daniela Ludeña, jefa de diseño de Home Vega, destaca la sutileza en el diseño de los muebles tejidos con ratán, ya que gracias a esa minuciosidad es que estos se pueden usar en interiores.

Para ella,  sirven como elementos auxiliares pero también para componer los ambientes principales de la casa. “La sala puede ser de este material sin problema. Del mismo modo, para mantener un equilibrio en el estilo, los muebles de estudio, dormitorios o corredores serían de ratán tejido”.

Para esos casos, la profesional recomienda tonos oscuros en las fibras tejidas, ya que contribuyen con la calidez que se requiere al interior de la vivienda. Mientras tanto, si se trata de exteriores, asegura que se podrían usar fibras de tonos claros, aunque lo contrario también es una alternativa para jardines, terrazas y patios.