Estos accesorios son muy versátiles y pueden exhibirse en diversos espacios de la casa

Estos accesorios son muy versátiles y pueden exhibirse en diversos espacios de la casa. Foto: Patricio Terán/EL COMERCIO

Los jarrones de piso aportan con color y vida a los ambientes

Redacción Construir (I) 
construir@elcomercio.com

Hay varios recursos para la ambientación de la casa. Pero saber usarlos de forma correcta es indispensable para no saturar ningún ambiente.
Entre los accesorios posibles, los jarrones de piso son una alternativa que puede aplicarse a un espacio de cualquier estilo, según las características del implemento decorativo.

Martha Rodríguez, decoradora de interiores de El Portal de Grecia, dice que con estos elementos se da un plus a la decoración de la casa.  “Los jarrones aportan con color y vida, lo que quizá no se logra del todo con los muebles y demás recursos. Con estos se tiene la oportunidad de revivir la zona donde se coloquen”.

El estilo, además del diseño y las formas, depende mucho de los materiales del jarrón. Cerámica, vidrio, espejo, madera, metal y plástico dan efectos distintos a un lugar.
Si la decoración de la casa es de estilo clásico, los jarrones ideales son los de formas curvas y colores oscuros.

Rodríguez propone los espejos o la cerámica para este caso, mientras que para un contemporáneo, la madera o el metal se acoplan. Para el moderno lo ideal sería el vidrio.
Nora Morales, decoradora, dice que hay zonas ideales para colocar estos objetos decorativos. Las zonas sociales serían las más indicadas, pero esto no quiere decir que no se pueda usar fuera de ellas.

“Se puede colocar un jarrón de piso al principio o al final de un corredor para advertirlo. También en la entrada principal lucen de maravilla, se tenga o no recibidor. En las gradas tampoco lucen mal”.

La ventaja de este accesorio, comenta Rodríguez, es que luce bien tanto vacío como con arreglos de flores naturales o artificiales y bambúes delgados decorativos.
César Mendoza, arquitecto, dice que otra de las bondades de este recurso para la decoración es que se pueden utilizar de manera independiente o como complemento de algún mueble del área en cuestión.

“En la entrada, por ejemplo, nunca está de más poner un jarrón de piso, junto a la consola del recibidor. Así también, si se pone en los corredores, este puede ir acompañando a una mesa auxiliar o esquinera”.

Locales como El Portal de Grecia ofrecen opciones clásicas, vintage y contemporáneas. En Studio Noa, Andra Design o Squadra Design hay alternativas modernas, que aportan con la decoración interior de cualquier ambiente.

El precio de un jarrón de piso depende de su material, pero también de su diseño, detalles y de la marca. Hay unas alternativas desde USD 35, pero otras de alta gama pueden superar los USD 500.