Cualquiera que sea el diseño del espejo, este se puede acoplar al estilo del comedor. Foto: Pavel Calahorrano / EL COMERCIO

Cualquiera que sea el diseño del espejo, este se puede acoplar al estilo del comedor. Fotos: Pavel Calahorrano / EL COMERCIO

Los espejos innovan sus diseños para dar un estilo original

Redacción Construir (I)
construir@elcomercio.com

Cualesquiera de los complementos que se usen para adecuar un ambiente interior cumplen un rol fundamental. El de los espejos es imprescindible.

Tienen un doble papel: además de ser decorativos aportan con amplitud al espacio de la casa donde se coloquen. Así lo explica la interiorista de Home Vega, Elsa Vega. “El espejo embellece y hace más elegante a la casa, la hace ver más amplia y de paso nos reflejamos en él al pasar cerca. Los invitados siempre buscan uno cuando llegan de visita”.

La función de los espejos como elemento para reflejarse y alistarse para salir de la casa no solo se cumple en los dormitorios o en el baño, explica la profesional. “Esto pasa en las zonas sociales, con los invitados”.

Hay una forma de combinar esa doble funcionalidad con el buen diseño. Las formas cuadradas o redondas tradicionales quedaron atrás. Hoy, se innova en los espejos con figuras originales y fuera de lo común.

Para la decoradora, darles formas de este tipo a los espejos no es una razón para quitar elegancia a un espacio, cuando se prefiere una decoración formal.

En la sala, el espejo se dispone sobre una consola auxiliar y se complementa con accesorios.

En la sala, el espejo se dispone sobre una consola auxiliar y se complementa con accesorios.


Composiciones hechas por varios pedazos de espejo con formas dispares o aplicaciones en relieve son algunas de las alternativas.

Para José Antonio Rivas, interiorista, estas opciones son aconsejables para las zonas sociales. “En la sala o en el comedor se necesitan espejos con efectos más decorativos que en dormitorios o baños, donde estos satisfacen otras necesidades”.

La recomendación de Rivas es usarlos en estos espacios, acompañados de consolas auxiliares y algún accesorio sobre esta, acorde al estilo decorativo de la casa como complemento.

En cualquier caso, explica, lo más importante de tener espejos decorativos en las zonas sociales es la capacidad de estos para hacer que los lugares se vean más amplios. “Sobre todo en los actuales departamentos, que son bastante pequeños, es importante que ingrese bastante luz natural. Esto, complementado con el espejo del comedor, la sala o el recibidor, ampliará el lugar”.