La escalera Hélix tiene 100 m de longitud. Esta hecha con 160 toneladas de acero y 10 toneladas de cobre. Foto: www.plataformaarquitectura.com

La escalera Hélix tiene 100 m de longitud. Esta hecha con 160 toneladas de acero y 10 toneladas de cobre. Fotos: www.plataformaarquitectura.com

La hebra del ADN marca un edificio para la ciencia

Redacción Construir (I)
construir@elcomercio.com

Los escandinavos siempre sorprenden. Y más cuando de trata de diseño y arquitectura. Será por eso que la sueca Ikea y la danesa BoConcept, dos de sus lanzas de ataque, inundan el mundo con diseños audaces y atemporales.

El nuevo Experimentarium, que está ubicado entre las calles Tuborg Havnevej y Hellerup de Copenhaguen, Dinamarca, ratifica la gran inventiva de esa región. Y cautiva con un diseño arquitectónico futurista pero funcional. Son 2 100 m² de innovadora audacia constructiva de Cebra, el estudio arquitectónico danés que dio vida a la edificación, según el portal http://www.urdesignmag.com.

“El objetivo del diseño es un cambio radical en la expresión arquitectónica del Experimentarium. Anteriormente correspondía a un edificio introvertido, que ahora se presenta como una atracción extrovertida, atractiva y vibrante”, explicó el socio fundador de Cebra, Kolja Nielsen.

Desde 1991, afirma, el portal chileno Plataforma Arquitectura, el Experimentarium ha presentado exposiciones desafiantes y estimulantes en un entorno que, originalmente, sirvió como planta de embotellado para la tradicional cervecería Tuborg.

El edificio tiene unas fachadas que se basan en el sistema de cajas apiladas, que se abren con grandes ventanales.

El edificio tiene unas fachadas que se basan en el sistema de cajas apiladas, que se abren con grandes ventanales.

El nuevo Experimentarium tienen dos partes bien definidas: el volumen exterior, cuyas fachadas muestran imágenes en forma de cajas apiladas; y el increíble interior, con una grandiosa escalera Hélix, que da la bienvenida con su revestimiento de cobre tan pronto como se atraviesa la entrada y permite a los visitantes, además, saber que han entrado en el mundo de la ciencia.

Las diferentes funciones del edificio se hacen visibles a partir de la forma de cajas apiladas que están desplazadas de la base y se abren hacia su entorno con grandes extensiones de vidrio, creando una conexión visual con el universo científico interior.

Las cajas están revestidas con una ligera fachada de paneles de aluminio perforado, formando un contraste con la base, que conserva el ladrillo existente y resalta el encuentro entre lo antiguo y lo nuevo; entre el pasado y el futuro; y entre la ciencia natural y los diversos tipos de ingeniería.

Cebra ganó el concurso internacional  para su diseño.

Cebra ganó el concurso internacional para su diseño.

Adentro, afirma Plataforma Arquitectura, la escalera asegura un buen flujo interno y crea coherencia entre los pisos. Al mismo tiempo, potencia la idea de un edificio que pone el foco en lo científico”, explica Kolja Nielsen.

“En un taller con Jakob Bohr, profesor de DTU Nanotech, trabajamos en la escalera como una versión abstracta de la estructura de la hebra del ADN. Y así nació la idea de la escalera Hélix”.

Esta tiene 100 metros de longitud está construida con 160 toneladas de acero y revestida con 10 toneladas de cobre.

El renovado edificio incluye una gran terraza, instalaciones modernas para el personal -que le otorgan contacto visual con las áreas de visitas-, una cafetería, área de picnic, un centro de convenciones...