7 de enero de 2016 00:00

En recuerdo de la cantonización de San Miguel de Bolívar

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 13
Laura Nájera Herrera (O)

Un pueblo es tanto más fuerte y grande cuando mayor es su carácter y su potencia constructora.

San Miguel de Bolívar pueblo pequeño en territorio, pero de conciencia moral profunda obtuvo su cantonización el 10 de enero de 1877, gracias al patriotismo de sus hijos que desbrozaron el camino de la libertad política y social,
Todos los hijos e hijas de este pueblo hacemos votos fervientes por su progreso capaz de lograr por encima del éxito efímero de la materia y la violencia, el respeto a la dignidad humana.

Nuestros saludos a quienes dirigen los destinos de mi pueblo que tengan el aliento para vigorizar el alma y la esperanza para seguir adelante, aliento y esperanza que se engendran y se alimentan por los ensueños del hombre por su inextinguible y prodigiosa fuerza creadora de símbolos y de valores.

Fuerza creadora que se evidencia en los hombres y mujeres que representan su ciencia y su cultura y que han mantenido su fe en los valores eternos de honradez, justicia y trabajo. Forma parte de este selecto grupo de sanmigueleños alguien que consagró su vida al servicio del pueblo con su arte, dando alegría a la comunidad con la creación de la primera banda musical.

En esta fecha, es oportuno recordar a Leopoldo Nájera Ortiz, un auténtico sanmigueleño que amó a su tierra como se ama a la madre, luchó incansablemente por dar a su pueblo natal la alegría de vivir a través de la música que fue su pasión.

Su incansable trabajo musical comienza en las aulas del Conservatorio Nacional de Música con sede en la capital de los ecuatorianos y en esos años fue parte del grupo de estudiantes que con su música acompañó al arzobispo de Quito, monseñor Federico González Suárez en la celebración de la misa en la Catedral en 1912.

En su tierra natal, con mucha entrega, sin escatimar esfuerzo alguno y luchando contra todo tipo de obstáculos, Leopoldo Nájera pudo superarlos y lograr su objetivo de formar la primera banda del pueblo de San Miguel de Bolívar.

Se conservan piezas musicales inéditas de incalculable valor para quienes lo amábamos, seguramente su descendencia se encargará de hacerlas conocer.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (0)