19 de septiembre de 2015 00:00

Una nueva diáspora

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 5
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 24
Héctor San Martín

Para mi racionalidad y sensibilidad, resulta un absurdo esta brutal oleada de migrantes, cual nueva diáspora o éxodo, desde diferentes puntos de África, Asia y la misma Europa pobre a los países desarrollados de la Unión Europea y pensaba: fue tan gran el latrocinio y la maldad de los países (reinos poderosos de la época, muchos) que avanzaron victoriosas por África y Asia para acabar con esas nuevas colonias que las dejaron hundidas en la miseria después de dilapidar su inmensas riquezas, (como en su tiempo España hizo con la América española), de humillar y ofender a sus gentes y luego con los movimientos independentistas dejarlos en manos de políticosque terminaron siendo peor que los colonizadores. Qué pena, pero qué pena. Y luego las estúpidas guerras, como todas, como la de Siria por el afán de gloria de un presidente que dejó de serlo hace mucho tiempo pero que prefiere dejar su país en ruinas antes de renunciar, el extremismo islámico que extermina no solo personas, aun de su propia religión, sino invaluables obras de la humanidad dinamitando los restos de ciudades romanas, patrimonio de la humanidad, en su territorio como antes lo hicieron con decenas y decenas de esculturas de Buda. ¿Quién va a parar al Estado Islámico?

Todavía están a tiempo, ese es un grupo revanchista que reivindica el total dominio del Islam sobre todos los infieles, algo así como el nazismo respeto de la raza blanca que ni siquiera sabrían de dónde venían los arios ni cuáles eran sus principales centros y libremente los ubicaron al norte de Alemania (?). Pero volvamos a la ola inmensa, casi un tsunami que contra todo riesgo y en manos de crueles tratantes de personas se animan a la mar, luego a caminar y recorrer miles de kilómetros con mujeres y niños en busca de quien les reciba en Europa. Mueren por miles en mar y tierra en el intento, pero prefieren esa muerte a seguir viviendo en sus países empobrecidos por los colonizadores antes y hoy por políticos ladrones.

Creo que hoy a los países de la Unión Europea les toca pagar a prorrata la deuda histórica de su colonialismo y dar el mejor refugio posible a estos seres humanos olvidados por Dios (73 cadáveres se encontraron en una furgoneta en Austria, niños incluidos, donde máximo cabían 25 personas). Espero que España, Francia, Holanda, Alemania y otros paguen esa deuda histórica y lo hagan en forma planificada ya que si no van a tener graves problemas con sus ciudadanos, con la xenofobia y las condiciones de los migrantes.

Que Dios salve a una humanidad cada vez más inhumana, ¿verdad presidente de Venezuela? Parece que en lugar de la espada de Bolívar, un nuevo Hitler recorre AméricaLatina.  

Tags
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (12)
No (1)