15 de enero del 2016 00:00

Por sus obras los conoceréis

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 53
Triste 4
Indiferente 2
Sorprendido 1
Contento 15
Guillermo Dueñas Iturralde

Normalmente, los políticos que tratan de alcanzar un liderazgo nacional, durante su accionar critican al Gobierno de turno y ofrecen llevar a cabo una serie de obras cuando estén en el poder. Luego, cuando triunfan, se olvidan de todo lo ofrecido.

La pregunta sería: ¿qué impide esforzarse para ser un buen Presidente? Qué impide sacar a la luz las debilidades de nuestra sociedad y, asimismo, las fortalezas con las cuales podríamos neutralizar y eliminar estas debilidades, para lo cual habría que concienzudamente elaborar un plan de acción realista, para alcanzar los objetivos previos.

No hay duda que el Ecuador es un país que se caracteriza por su desigualdad: el 90 % de su producción es manejada por el 1% de su población. La desigualdad fácilmente se la palpa en los diferentes campos: cultural, económico, de la salud y en especial en el índice de inteligencia. Se dice que lo que identifica a un país en desarrollo es que todas sus necesidades son prioritarias. Así: educación, alimentación, sanidad, empleo, etc., etc.

Lastimosamente, los gobernantes tradicionalmente le han dado más importancia a las obras físicas, a las que saltan a la vista: carreteras, aeropuertos, construcciones en general, pero no han sentado las bases para un desarrollo sostenido y armónico, alcanzando los objetivos permanentes previamente establecidos para asegurar el bienestar de la sociedad, la meta eterna de un país.

Bienestar que no tiene que ser exclusivamente material, pero sí moral, espiritual, humanista, en el cual predomine el respeto mutuo en el diario vivir, disminuyendo día a día la desigualdad, donde se garantice la seguridad ciudadana y la oportunidad de realizarse en su trabajo, que estimule la superación para alcanzar sus ideales.

Medios económicos para alcanzar nuestros objetivos no han faltado. A comienzos de los años 70, el presupuesto nacional no llegaba a los 1 000 millones de dólares; ahora consiste en algunas decenas de miles de millones de dólares. Es menester reconocer que algunos gobernantes a través de la historia se han destacado realizando obras, así en el siglo XX : Eloy Alfaro, el Dr. Isidro Ayora, el general Enríquez, el general Rodríguez Lara y ahora el Presidente actual ha hecho algunas obras, que lastimosamente se están empañando debido al endeudamiento externo, producto de la caída del precio internacional del petróleo, problema que si no se lo enfrenta con un plan severamente austero, a pesar que traiga un costo político, el país sufriría las consecuencias del mismo, por muchos años.  

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (13)
No (3)