12 de mayo de 2018 00:00

Noble  dama de blanco 

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 21
Gustavo Ramos Mancheno

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

En tu Día de Mayo te saludo enfermera, noble dama de blanco, ángel enviado de Dios. Brillante luz en la noche, hermosa alba del día; arcoíris de la tarde, blanca luna nocturna. Profesional mujer de valores éticos, sacrificada misionera auxilio del enfermo.

Azucena perfumada de esbelta corola, embelleces espacios en clínicas y hospitales. Venerable presencia vestida inmaculada, luz de esperanza; de salud portadora. Escogida mujer para salvar vidas de tantos hermanos a tus cuidados confiados. Dulce y hermosa criatura solidaria, que rotas en turnos tu misión cumpliendo. Celosa custodia de pacientes sufrientes, que en ti encuentran remedio a sus males.Eres la naciente alba que temprano visita, a enfermos hermanos que tus caricias sienten. Con solo tu presencia de sonrisas dulces, el paciente se alivia, ¡Tú eres su esperanza! Bienaventuradas manos que sanan heridas, que limpian sudores que alimentan seres. Esbelta flor de la tarde que tu perfume dejas, en habitaciones y áreas donde radiante pasas.
Amiga discreta confidente nuestra, que conoces historias de tantos pacientes.

Arcoíris de la tarde que en tu belleza traes, motivación y alivio a cuerpos y almas. Blanca luna nocturna que ingresas generosa, a habitaciones tristes alumbrando al enfermo. Importante elemento del equipo médico, que sin tus auxilios funcionar no podría. Alma y corazón, esperanza de salvación, en quirófanos fríos tú das siempre calor. Dulce compañía, amorosa vigía; feliz por la vida, sufriente ante la muerte.

Venerable mujer, embajadora de Dios, cumpliendo tu misión con misericordioso amor. Clínicas y hospitales, centros de salud, dispensarios y sanatorios hablan siempre de ti. Reconocida profesional de atractiva cofia, distinción y honor respetable imagen. Tus colegas médicos tus pacientes y familias, te exaltamos en tu Día de mayo doce. Un bouquet de rosas, corazones muy gratos, con amor te ofrendamos entre oraciones devotas. En tu frente ceñimos una corona de reina, incrustada de perlas y gratitudes eternas. Recibe noble dama ovaciones y parabienes hoy, y eternamente.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (1)