6 de diciembre de 2015 00:00

¿Y la libertad?

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 7
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 3
Contento 42
Hugo Romo Castillo

Implementar políticas sociales y económicas cargadas de la ideología del partido o movimiento político gobernante tiene serias consecuencias. Los movimientos ‘progresistas’ proponen reconocer el mérito y dar igualdad de oportunidades a todos. Jamás mencionan autonomía o libertad, no entra en sus planes.

Lo sepan o no, al incluir en su modelo principios como mérito, igualdad y libertad dan origen a un dilema de tres puntas, reconocido como el trilema de Fishkin, donde la satisfacción de dos principios excluye al tercero. Si el objetivo es alcanzar equidad, allí solo caben meritocracia e igualdad de oportunidades. En la práctica, ningún principio es aplicado, sino que lo digan quienes pasan de un Ministerio a otro, sin otro mérito que la lealtad al líder.

No sorprende, entonces, la defensa a ultranza de Correa a su colega Maduro, cuyo único mérito es el de haber servido con fidelidad a Chávez. Total, aparte de unos pocos presos políticos, las sospechosa muerte de algún opositor molesto y las violaciones a los derechos humanos, todo lo demás aparenta estar bien. Sin embargo, el pueblo comienza a despertar de su letargo y reclama libertad. Los políticos que no respondan a esa demanda deberían apartarse del camino.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (9)
No (1)