23 de November de 2011 00:02

Haití y Julio Parrilla

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

EL COMERCIO,  domingo 13, noviembre/2011; título  “Haití”, monseñor Julio Parrilla expresa:   “Me he sentido orgulloso de pertenecer a una Iglesia capaz de anunciar la presencia de un Dios cercano al dolor humano, capaz de complicarse la vida a favor de los pobres, capaz de amar la justicia más que la propia vida”.   Sus palabras me dan íntimo gozo. Como católico,   me uno a su sentimiento.   La proyección  humano-social de nuestra Iglesia  no siempre es bien difundida. A algunos impacta el sensacionalismo  de debilidades humanas de  servidores. Llegan a juzgarla por lo que son algunos.  Para formar  opinión,  no consideran que “al Señor de la Casa no se  juzga
 por los sirvientes malos”.  La ayuda de  Cáritas del Ecuador  a Haití, pueblo hermano golpeado por el infortunio y pobreza, no es única, ni la última;  mantiene sus brazos abiertos a los pobres y desamparados, siguiendo al Divino Crucificado, como para siempre en la Cruz,  es nuestro ejemplo.


Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)