1 de noviembre de 2015 00:00

Una amenaza creciente

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 19
Triste 1
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 6
Marco Arias Rivadeneira

Ecuador está en medio de Colombia y Perú, países que en los últimos 10 años, a diferencia del nuestro, se han abierto al mundo. Han suscrito Tratados de Libre Comercio con varios países, especialmente con Estados Unidos y con la Unión Europea (UE) y en el caso de Perú, incluiría a China.

Esto significa, dentro de lo que es el libre comercio de bienes, algunos años de ventaja que amenazan el quehacer económico y comercial de Ecuador que, en el mismo período, mantiene vigente solo el acuerdo comercial con Guatemala, la actualización del Acuerdo Comercial con Chile negociado años atrás, estando a la espera del suscrito con la UE.

En estas condiciones, considerando que cada año que pasa, las importaciones que realizan nuestros vecinos desde los países y/o grupos con los cuales han suscrito Acuerdos de Libre Comercio, pagan menos aranceles el momento de su nacionalización, tenemos que pensar en lo atractivo que se vuelve la “triangulación de esas importaciones hacia nuestro país”.

En otras palabras, habrá más de un “empresario comercial” que se arriesgue a importar desde Colombia y Perú, productos procedentes de EE.UU., la UE y la China, con ventajas arancelarias y, en algunos casos sin pagar derechos arancelarios y exportarlos a nuestro país como productos producidos en Colombia o Perú aprovechando la coyuntura vigente en Ecuador caracterizada por la aplicación de un arancel elevado a importaciones de terceros países y el 0% de arancel que se aplica a los productos originarios de los dos países andinos.

Frente a esta situación, la “triangulación de comercio” es una amenaza creciente, que ya es una realidad en estos años en los que Colombia y Perú nos exportan sin pagar aranceles productos que de conformidad con la norma andina vigente, constan como “no producidos en la región andina”.

Sin duda, desde esta perspectiva, las salvaguardias en algo han contribuido para atenuar este comercio ilegal. Pero se requiere otro tipo de políticas que nos pongan en igualdad de condiciones y eliminen esta vulnerabilidad. Una de ellas es la negociación de acuerdos comerciales especialmente con EE.UU., nuestro principal socio comercial. Y en forma paralela, un medio eficaz de control en los distritos aduaneros que, fundamentado legalmente en la normativa andina, asegure que la mercancía importada desde Colombia y Perú sea realmente producida en dichos países.  

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (10)
No (1)