18 de febrero de 2017 00:00

Al bibliotecario ecuatoriano 

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 4
Mariana Tobar Arce

El insigne Espejo con un currículum impresionante pese a la condición humilde de sus padres, casi sin fortuna, gracias al apoyo de personas con influjo, recibió una educación esmerada, se consagró al estudio y llegó a ser: Licenciado en Derecho Civil y Canónico, fue el primer periodista; excelente médico y salubrista, gran literato, político incorruptible, enciclopedista, científico investigó sobre las viruelas, precursor intelectual de la independencia y primerbibliotecario del Ecuador, orgullo de los quiteños. Sus conocimientos los puso al servicio de la patria, sus ideas sobre la emancipación política de América se difundieron por todos los ámbitos del continente americano. Considero que el bibliotecario es el eje de la socialización del conocimiento y como tal su formación académica debe ser de primer orden; porque el quehacer del profesional de la información bibliográfica así lo exige, por estar en contacto directo con los libros de ciencia, literatura etc. y sobre todo con el público que anhela investigar, leer y recrearse. Eugenio Espejo es un claro ejemplo de superación y compromiso social; como médico se preocupó por la salud de su pueblo, como periodista fue un sanador de la conciencia social y como bibliotecario orientó y educó a los oprimidos para librarlos de la ignorancia.

Me hago eco de la frase célebre de… “yo no podría vivir en un mundo sin libros”, “ni en una sociedad sin bibliotecas”. Aprovecho la oportunidad para rendir un homenaje póstumo al Ex Presidente de las Asociación de Bibliotecarios del Ecuador Liborio Tobar que no es mi pariente o a lo mejor lo haya sido ¿Quién sabe? Un educador por excelencia, maestro y bibliotecario de profesión, gestor de la profesionalización del bibliotecario ecuatoriano, creador de más de 40 bibliotecas en el país, trabajador silencioso pero infatigable.

Ha partido cumpliendo la misión más noble y abnegada…paz en su tumba. Y por supuesto feliz día bibliotecarios “Sed como Espejo”.  

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)