Las diferencias entre estos dos medicamentos son mucho más profundas que el color. Foto: Wikicommons/ AFP

Las diferencias entre estos dos medicamentos son mucho más profundas que el color. Foto: Wikicommons/ AFP

#Versus

Versus de 'viagras', una batalla sin ganador

Gabriela Vivanco
Redactora(I)

Cuando de medicamentos que ayudan a la pareja al momento de ir a la cama se trata, las voces a favor y en contra parecen multiplicarse. Pero entre críticas y alabanzas es difícil descifrar qué mismo son y cómo actúan, más cuando la tarea es poner en el ring al viagra masculino –una de las pastillas azules más populares en el mundo- y a la flamante pastilla rosa Addyi, mejor conocida como viagra femenino.

Vamos por partes que las diferencias son mucho más profundas que el color del medicamento y los años de trayectoria. Primero lo primero, conozcamos a nuestros contrincantes….

En la una esquina la nuevecita, la esperanzadora, única en su clase: Addyi. La pastillita rosa fue aprobada a mediados de agosto pasado por la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA). El principio activo es la flibanserina que se utiliza para tratar los problemas de pérdida de deseo sexual en las mujeres. La noticia resuena tanto por varias razones, talvez la más destacada es que la lucha por el visto bueno ha significado una lucha de varios años. Empresas como Pfizer, Bayer y Procter & Gamble tiraron la toalla después de múltiples intentos.

Y en la otra esquina el inconfundible, el santo al que le rezan muchos hombres y mujeres, el famoso: Viagra. El sildenafilo –nombre de pila-, ayuda a los hombres con problemas al momento de la erección desde 1996. Pero aquí hay que hacer una aclaración: este contrincante es en realidad varios  ya que existen  por lo menos dos medicamentos  más que funcionan de forma similar el Cialis (tadalafilo) y el Levitra (vardenafilo). Lo que pasa, explica el urólogo Sebastián Hervas, es que a todos se les conoce como ‘viagras’, porque fue el nombre comercial del primer medicamento.

Con las fichas sobre la mesa, ahora sí, que empiece la contienda. Primer round: funcionamiento. ¡Advertencia! Para entender a fondo cómo mismo funciona el viagra masculino hay que recurrir a unos términos un poco técnicos.

Tanto el sildenafilo como el tadalafilo y vardenafilo son moléculas inhibidoras de una enzima llamada fosfodiesterasa –dice el experto-. Esto hace que en el interior de las células se produzca óxido nitroso, un vaso dilatador. En términos sencillos, lo que hace el oxido nitroso es que la sangre fluya con más facilidad. En el proceso interviene otra sustancia, llamada GMP cíclico, que en definitiva provoca los cuerpos cavernosos –entiéndase el órgano genital masculino- se llenen de sangre y el miembro viril se erecte , siempre que haya estimulación.

Pero los hombres no son los únicos que pueden gozar de los beneficios de estos medicamentos. Lo que pasa es que el clítoris de las mujeres también es un cuerpo cavernoso y, en consecuencia, también se ‘erecta’ con los ‘viagras’. Sin embargo, Hervas señala que se utiliza solamente en las mujeres que desean tener sexo, pero que se les hace muy difícil o no pueden llegar al clímax.

Mientras que el funcionamiento de la flibanserina es totalmente distinto. Su acción está centrada en el cerebro, de hecho, en un principio fue considerada como un antidepresivo. Este medicamento incide en tres neurotransmisores específicamente: dopamina, norepinefrina y la serotonina. Sobre los dos primeros, que tienen que ver con toda clase de apetito , aumenta los niveles y sobre el último, que está relacionado con la sensación de saciedad, los disminuye. Así lo explica un artículo de la BBC.

Hay un reparo, tanto para el viagra femenino como para el masculino es necesaria la estimulación… Hervas le llama el precalentamiento, en especial en el primer caso. “Es como tomarse caramelos, si no hay estimulación”, dice. Para el hombre, el jugueteo con el pene –especialmente si es oral- permitirá que este se erecte. La mujer es más cerebral sexualmente, sostiene el experto, por eso necesita una estimulación sensorial integral. Nada de dos probaditas al caldo y directo a la presa: lo que huela, pruebe, toque, oiga y vea tiene que ser placentero para que el deseo sexual se active y esto tomará tiempo.

Segundo round: los efectos secundarios. El viagra masculino incluye efectos como dolor de cabeza, palpitaciones, somnolencia, mareos e incluso nauseas. Bueno, no es tan así, estos síntomas no siempre se presentan, cuando ocurren sobre todo se dan la primera vez que los pacientes la prueban, a medida que la consumen con más frecuencia, los efectos disminuyen o desaparecen.

En el caso del tadalafilo o Cetis, los síntomas son menores porque es la molécula más refinada. Además influyen la dosis y las condiciones del paciente. Hervas señala que por esta razón es importante acudir al especialista antes, para que les den una guía y no se asusten.

La mujer necesita de un tiempo más prolongado de estimulación sensorial. Foto: Flickr/Day Donaldson

La mujer necesita de un tiempo más prolongado de estimulación sensorial. Foto: Flickr/Day Donaldson

Con Addyi, los efectos adversos es uno de los puntos que más críticas le han generado. Estos incluyen mareos, somnolencia, fatiga, insomnio, sequedad de boca y desmayos. Según los ensayos realizados a 2 400 mujeres y presentados a la FDA, el 10% de ellas tuvo alguno de estos síntomas.

Aún no hemos tocado un tema que es de vital importancia: la efectividad. El experto explica que los ‘viagras’ masculinos presentan hasta un 95% de efectividad y que lo que difiere entre estos es su “tiempo de uso”. El tadalafilo tiene 36 horas de acción; el vardenafilo y el sildenafilo solo cuatro.

El viagra femenino, en cambio, no es tan prometedora. Según los ensayos clínicos, las mujeres que ingirieron el medicamento indicaron que experimentaron como promedio “4,4 experiencias sexuales satisfactorias en un mes, contra 3,7 en el grupo que consumió el placebo y 2,7 antes de que se comenzara el estudio”, recogió la AFP. Sin embargo, las mujeres con trastorno de deseo sexual hipoactivo ven en este ligero incremento una esperanza para mejorar su vida sexual.

Último round: modo de uso. La pastillita azul se debe ingerir media o una hora antes del encuentro sexual. Mientras que la píldora rosa debe ingerirse diariamente.

El urólogo comenta que es importante que en cualquier caso exista una valoración de un experto y que se ingieran solo con prescripción médica. Solo un especialista podrá determinar qué medicamento es el más apropiado para cada paciente. La venta del viagra femenino no está disponible en el país y en Estados Unidos recién se comercializará a partir del 17 de octubre con prescripción médica.

El nacimiento de Addyi es reciente, con el tiempo se irá perfeccionando como lo hizo su contrincante. Sin embargo, pone en el debate público los derechos sexuales de la mujer y su búsqueda por el placer sexual.