Dolores O'Riordan, vocalista de The Cranberries, falleció este lunes 1 de enero de 2018 a la edad de 46 años. Foto: Archivo AFP

Dolores O'Riordan, vocalista de The Cranberries, falleció este lunes 15 de enero de 2018 a la edad de 46 años. Foto: Archivo AFP

#justoenlainfancia

10 canciones esenciales de The Cranberries que no son Zombie


Redacción Afull (I)
15 de enero de 2018 16:40


Desde bellas baladas, pasando por un estilo más alternativo o incluso algunos temas que rozan el espectro grunge, The Cranberries es una banda esencial del rock noventero. Este lunes 15 de enero de 2018, su vocalista Dolores O’Riordan falleció a los 46 años por razones aún no especificadas.

Durante su trayectoria, The Cranberries han sacado en total discos de estudio desde 1993. Su último álbum, 'Something Else', fue publicado en 2017. El debut de la banda fue con 'Everybody Else Is Doing It, So Why Can't We?'. Le siguieron 'No Need to Argue' (1994), 'To the Faithful Departed' (1996), 'Bury the Hatchet' (1999), 'Wake up and Smell the Coffee' (2001) y 'Roses' (2012). 

Los 80’s y 90’s presenciaron la época dorada del rock en Irlanda, uno cargado de cuestionamientos al sistema y a la violencia. Bandas como U2, My Bloody Valentine o la solista Sinead O’Connor traían una nueva manera de concebir la música irlandesa.

Con The Cranberries, Dolores O’Riordan no dejaba de lado sus raíces. Las transiciones bruscas de tonalidades extremadamente bajas a altas (o viceversa) son características de la música celta. O’Riordan mezclaba esta técnica con estilos más rockeros. El resultado: una fusión conceptualizada de estilos tradicionales y modernos.

Para entender el pensamiento de las bandas irlandesas de rock de aquellos años hay que conocer también el proceso histórico por el cual ha pasado este país. Tras siglos de una eterna batalla por la descolonización, y después de una hambruna permanente de sus habitantes hasta inicios del siglo XX (por esta razón millones de irlandeses migraron hacia Inglaterra o Estados Unidos), Irlanda del Sur se independizó en los años 20.

Irlanda del Norte quedó fuera del pacto; es decir, siguió siendo territorio inglés. Y comenzó ahí una batalla que también se volvió religiosa: los disidentes católicos que seguían abogando por la independencia y los protestantes que eran leales a la Corona. Esto se tradujo en casi un siglo de conflictos étnico-religiosos, atentados terroristas y varias masacres perpetradas por las tropas británicas.

La paz estaba cerca y quedaban únicamente activas las últimas células del Ejército Republicano Irlandés (IRA). Los atentados y explosiones eran cada vez menos comunes. Es allí donde irrumpen las bandas de rock irlandesas, hastiadas de las tensiones políticas, de la violencia y el partidismo.

The Cranberries pone énfasis en lo político, pero en sus canciones también se convierte esencial el amor. La adolescencia es un eje fundamental en los temas de O’Riordan. La transición de ser una chica llena de pasiones, amores y nuevos retos, frente a la melancolía de la adultez; la desesperación incontrolable que genera una ruptura amorosa; la indignación al abrir un periódico y leer sobre el secuestro y asesinato de un bebé. Esto fue The Cranberries; una ventana hacia los desconsuelos, regocijos y fantasías de Dolores O’Riordan.

A continuación, una lista de temas esenciales de The Cranberries que no incluye a su canción más escuchada, Zombie. Puedes votar por tu favorita.