#Dedóndesalió

El quidditch, un deporte mágico, que tiene adeptos ecuatorianos

Hay quienes juegan fútbol, básquet o practican atletismo. Otros, más aventureros, prefieren los deportes extremos, como windsurfing o rafting. Existen también quienes quieren ‘alejarse del rebaño’, o destacar (quizás) y optan por deportes más bien alternativos, entre ellos el curling, el roller derby, el bike polo o el quidditch. Sí, leíste bien, quidditch.

Este deporte, porque técnicamente sí puede ser catalogado como tal, se inspira en el mundo mágico y ficticio de Harry Potter, creado por J.K. Rowling. ¿Cuántos no desearon (en secreto) subirse a una escoba voladora y entregarse al juego? Pues, desde el año 2005 es una realidad, claro que a medias, porque las escobas que se utilizan para jugar no vuelan.

El quidditch, conocido también como ‘quiddictch muggle’ (muggle hace referencia a los humanos comunes y corrientes, que no tienen habilidades mágicas), nació ocho años después de la publicación del primer libro de Harry Potter, en el Colegio Middlebury de Vermont, Estados Unidos. Así consta en una publicación de CNN México.

Desde entonces el deporte ganó popularidad en el terreno de la no ficción, al punto que hasta el 2014 había 170 equipos universitarios de quidditch, solo en Estados Unidos. Paralelamente, EA Sports, lanzó el videojuego ‘Quidditch Copa del Mundo’, se produjo el documental ‘Mudbloods’ al respecto de la práctica y se fueron creando equipos (de cada país) para competir en campeonatos internacionales.

Video: YouTube, cuenta: UCLA

Video: YouTube, cuenta: BOND 360

Ecuador no fue la excepción, aunque la fiebre por este juego mágico llegó algo tarde. Desde abril de 2015 el país cuenta con el primer (y único) equipo oficial de quidditch. El mismo se conformó, en específico, en el marco de un evento- denominado Callejón Diagon- organizado para fanáticos del universo fantástico de Rowling, cuenta en entrevista con AFULL Jessi Yánez, capitana del equipo.

Lo que empezó con un partido de exhibición para el evento se convirtió en un asunto, por decir, formal. El equipo, mixto, de 14 personas y con sede en Guayaquil, quiere que el deporte sea tomado en serio en Ecuador, como sucede en otras naciones del mundo. Para esto mantienen un contacto constante con el equipo de Perú, que tiene una trayectoria más sólida en esta práctica. Los jugadores ecuatorianos de quidditch, además, forman parte de la Federación Internacional de Quidditch Asociado al que también pertenecen deportistas de México, Chile, Costa Rica y Perú.

Es esta Federación, motivada por impulsar el deporte en territorio latinoamericano, la que organiza la primera Copa América de Quidditch que se desarrollará en Lima, a la que tiene previsto asistir el equipo liderado por Yánez. En un futuro, dice la capitana, también les gustaría participar a un campeonato mundial.

El equipo oficial de quidditch de Ecuador está buscando constantemente nuevos integrantes, la convocatoria está abierta para todos los fanáticos de Harry Potter. Foto: Gabriel Proaño para AFULL.

El equipo oficial de quidditch de Ecuador está buscando constantemente nuevos integrantes, la convocatoria está abierta para todos los fanáticos de Harry Potter. Foto: Gabriel Proaño para AFULL.

Como preparación para la Copa, los 14 miembros entrenan tres horas todos los domingos de cada semana. Durante los entrenamientos, practican tiros, pases y bloqueos. Y, como sucede con otros equipos, en otros rincones del planeta, han tenido que adaptar el deporte mágico a la realidad.

Mientras que algunos usan escobas comunes y corrientes (las que no faltan en cada hogar), otros adquirieron diseños inspirados en las Nimbus o Saeta de Fuego del mundo de Harry Potter. En sustitución de las quaffle (con las que se marcan los puntos) se emplean balones de fútbol; en lugar de las bludger, tres pelotas pequeñas y una pelota más pequeña aún- por lo general de tenis- hace las veces de snitch. Un jugador designado lleva esta última en su espalda (en una funda de tela o calcetín) para que otro jugador del equipo contrario lo busque y la atrape. En el campo de juego instalaron tres aros verticales, a cada lado y a diferentes alturas, como porterías.

Una breve introducción al quidditch: (Con información del libro ‘Quidditch a través de los tiempos’ un libro alterno a la saga de Harry Potter, creado por J.K. Rowling)

¿Qué es?

Es un juego de pelota mixto y de contacto, en el que se enfrentan dos equipos. Quien más puntos consiga al final del partido gana.


¿Cómo se juega?

En el mundo mágico los jugadores conducen escobas voladoras y anotan puntos en cualquier de las tres porterías contrarias. En el mundo real los deportistas obligatoriamente deben portar  escobas, solo que en terreno firme. Con una mano sostienen la escoba y con la otra hacen pases y tiros. Esto en cuanto a nociones básicas. Como en cualquier deporte hay un árbitro y cada jugador tiene asignada una posición. En el juego se emplean tres tipos diferentes de pelotas.

Video: YouTube, cuenta: juanvarc

Jugadores

Guardián: equivale al portero de un equipo de fútbol. Su tarea es evitar que la quaffle entre en los aros o cestos (uno por equipo).

Golpeadores (bateadores): su deber es proteger a sus compañeros de las bludgers, lo hacen golpeando estos balones con bates y dirigiéndolos a miembros de equipo contrario (dos por equipo).

Cazadores: se pasan la quaffle entre ellos para marcar tantos. Deben estar atentos además para esquivar las bludgers y evitar que sus contrincantes se acercan a sus aros. Para robar la quaffle a un adversario- en el ‘quidditch muggle’- están permitidos agarrones, bloqueos y placajes.

Buscador: su objetivo es capturar la snitch dorada. A la par deben estar atentos para esquivar ataques- con bludgers- de miembros del equipo adversario.

Pelotas

Quaffle: tiene 30 centímetros y medio de diámetro. Se usa para hacer anotaciones. En el mundo mágico de Harry Potter está hechizada de manera que si caía, lo haría lentamente. En el deporte ‘muggle’ cada tiro acertado vale 10 puntos.

Bludgers: Son tres por partido. En el universo de ficción están hechizadas para perseguir a los jugadores (al que esté más cerca). Los golpeadores deben lanzarlas lo más lejos posible de sus compañeros.

En la realidad, los bateadores al golpear las bludgers las dirigen a sus rivales, si uno de ellos es alcanzado por esta pelota se considera que está ‘fuera de juego’ y no puede ser parte de una jugada. Para entrar en acción nuevamente debe regresar al área de los aros y solo después podrá seguir jugando.

Snitch dorada: Tiene el tamaño de una nuez y está hechizada para evitar (evadir al buscador) la captura el mayor tiempo posible. En la no ficción, tiene el tamaño de una pelota de tenis y un jugador de cada equipo la lleva guardada en una especie de bolsa en la espalda. Al atraparla finaliza el juego, vale 150 puntos.

Imagen del tamaño y ubicación de los aros (cestos) en un campo de quidditch

Imagen del tamaño y ubicación de los aros (cestos) en un campo de quidditch

Tomada de ‘Quidditch a través de los tiempos’