La forma de hablar español en Latinoamérica y la Península Ibérica está marcada desde la época de la Conquist

La forma de hablar español en Latinoamérica y la Península Ibérica está marcada desde la época de la Conquista. Foto: Official GDC/Flickr

#Dedóndesalió

¿Por qué no es lo mismo decir 'zapato' en Latinoamérica y en España?

Ayayay - Red de Noticias Albavisión

Al parecer nuestra diferente forma de pronunciar esas consonantes sería culpa de los conquistadores. Cuando un latinoamericano imita o, al menos, intenta emular la manera cómo hablan los españoles, enseguida menciona alguna palabra o frase que incluyan letras como la 'Z', la 'C' o la 'S'. Eso, acompañado al tono especial de su dialecto, simula a la perfección su distintiva forma de comunicarse vocalmente.

Y aunque este no es un detalle indispensable para poder comunicarse, es curioso que en nuestra región no se lo haya heredado. De acuerdo con información de BBC Mundo, la explicación es sencilla.

En tiempos de la conquista, específicamente entre 1492 y las primeras décadas del Siglo XVI, la mayoría de colonizadores españoles que arribaban a América provenía de Sevilla. En esa localidad del sur de España, la 'Z' y la 'C' se pronunciaban como la 'S', a diferencia de la manera como se hablaba en el norte de Castilla, que prevaleció en Madrid, donde la esas mismas consonantes eran vocalizadas como hasta ahora lo hace casi todo español.

“En toda América triunfó la manera sevillana de hablar español. Mientras que en la ortografía es la manera de Madrid, que es donde estaba la Corte, el rey, los nobles, y por tanto tenía mucho prestigio”, explicó Juan Sánchez Méndez, autor de”Historia de la lengua española en América” y docente de la Universidad de Neuchâtel, en Suiza.

Pese a que en el Siglo XIX existieron intentos en tierras americanas por distinguir la pronunciación de la 'S', la 'C' y la 'Z', con la finalidad de reducir la escritura con faltas de ortografía, el seseo latinoamericano se ha consolidado.

Eso no implica que exista un error de pronunciación, ya que “nuestra norma culta aquí en América es pronunciar la 'Z' y la 'C' como 'S'”, lo cual se ha generalizado y legitimado en toda la región, según explica la lingüista Guiomar Ciapuscio, directora alterna del Instituto de Filología y Literaturas Hispánicas de la Universidad de Buenos Aires.