Nicole Angemi se prepara para ser Asistente de Patología, le apasiona todo lo relacionado con disección de órganos y autopsias. Foto: Cuenta de Instagram de mrs_angemi

Nicole Angemi se prepara para ser Asistente de Patología, le apasiona todo lo relacionado con disección de órganos y autopsias. Foto: Cuenta de Instagram de mrs_angemi

#retroviral

Mrs Angemi lleva lo que sucede en la morgue a Instagram

Gabriela Balarezo
Redactora (I)

En tiempos en los que Instagram se llena de ‘selfies’ y fotos de comida- tentadoras o no- Nicole Angemi apuesta por otro tipo de publicaciones, y no necesariamente estéticas. Claro, que depende del ojo de quien las vea. Para unos pueden resultar grotescas, asquerosas, nauseabundas. Para otros, simplemente fascinantes.

Nicole, mejor conocida en el mundo digital como @mrs_angemi, entre imágenes de su diario vivir- con su familia e hijas- postea fotogramas de órganos sangrientos, cuerpos mutilados- personas sin extremidades, extremidades sin cuerpos- extraños trastornos y hasta fetos.

Por sus crudas publicaciones se la considera una de las cuentas más polémicas de las redes sociales. Pero, el shock es solo inicial. Dos semanas después de seguirla en Instagram el ojo (y el estómago) se acostumbran (o no) y hasta se distingue el propósito didáctico.

“Las personas consideran que mi cuenta es controversial porque piensan que este tipo de fotos deberían estar limitadas solamente para la comunidad médica”, cuenta Angemi en una entrevista con AFULL. Los doctores han tenido acceso a imágenes del tipo, en libros de texto, por décadas, pero para la asistente de patología, son tan fascinantes que cree que todos podrían interesarse en ellas.

Su intención no es asquear. Sí impresionar- pero para bien- para educar. En este sentido, inició una especie de juego, para poner a prueba a sus seguidores. Se trata del ‘Mystery diagnosis’ (Diagnóstico misterioso). Cada tanto publica una imagen de algún órgano, tejido o persona afectado cierta enfermedad y reta a los usuarios a adivinar de qué se trata.

Lanzó el ‘Mystery Diagnosis’ para ver cuántas personas pueden adivinar un trastorno con solo ver una imagen al respecto, menciona. En ciertas ocasiones le gusta repetir el tema para ver si sus seguidores realmente están aprendiendo algo de lo que comparte.

La idea nació en el 2011 cuando empezó a publicar fotos y textos sobre temas de patología en su blog Iheartautopsy.com. Angemi emprendió este proyecto porque le apasiona mucho su carrera y quería compartir su entusiasmo con todo el mundo, con la comunidad virtual entera. Después, hace un año y medio aproximadamente, su esposo la motivó para que llevara su iniciativa a Instagram.

En ese lapso consiguió más de 415 000 seguidores que se mantienen al tanto de sus espeluznantes posteos diarios: implantes fallidos de senos, laceraciones en el hígado, el cerebro de un feto o un par de manos amputadas colocadas en una bandeja. Gracias a sus publicaciones, en su blog, en la red social y también a sus videos en su canal de YouTube, ganó recientemente como el mejor proyecto de social media del Year Geek Award.

Pese a la gran cantidad de usuarios que siguen su trabajo y el reconocimiento que tienen en la comunidad virtual, @mrs_angemi tuvo en el pasado numerosos problemas porque Instagram censuraba- borraba- sus imágenes y videos. Desde entonces se puso en contacto con los administradores de la plataforma para conocer qué tipo de fotogramas debe evitar exhibir.

El gusto por la patología- por la disección de órganos y autopsias- le llegó a Angemi después de su carrera (major) de enfermería. Rápidamente se dio cuenta que esa especialidad no era lo suyo. Como tenía una subespecialización en citología (básicamente examinar diversidad de células bajo un microscopio) fue lógico que se interesara en todo lo que tiene que ver con la patología. Así volvió a la universidad para obtener su título en Asistente de Patología, en inglés PA.

Aún cuando tiene vastos conocimientos de medicina, Nicole asegura- como consta en un artículo de Motherboard- que sus labores en patología no deben ser confundidos con prescripciones o diagnósticos médicos. Acostumbra, de igual manera, a recordar a sus seguidores que no es una doctora. Ella es experta en reconocer infecciones y enfermedades de cadáveres, no en diagnosticar problemas de salud en personas vivas.