Las parejas tienen miedo a diferentes situaciones durante las relaciones sexuales

Las parejas tienen miedo a diferentes situaciones durante las relaciones sexuales. Foto: Captura de pantalla

#ADMINSEX

Los 10 mayores miedos de los hombres y mujeres en la cama

Infobae América (I)

El encuentro íntimo es una pieza fundamental de la vida de las personas. Según la Organización Mundial de la Salud es "un aspecto central del ser humano, presente a lo largo de su vida. Abarca al sexo, las identidades y los papeles de género, el erotismo, el placer, la intimidad, la reproducción y la orientación sexual. Se vivencia y se expresa a través de pensamientos, fantasías, deseos, creencias, actitudes, valores, conductas, prácticas, papeles y relaciones interpersonales".

Al tener tal importancia, resulta normal que también se genere a su alrededor una serie de fantasmas, que pueden surgir a partir de las propias inseguridades, como de lo que "el otro" puede llegar a esperar. Los temores están allí, sobrevolando las sábanas, en silencios incómodos, en reflexiones con sabor a autoboicot, en ideas que cuando se convierten en palabras se traban, en miradas que no terminan de ser cómplices. Están ahí, siempre. Pero, ¿qué es lo que incómoda a cada género? ¿Es el miedo a una performance pobre? ¿Decir las palabras equivocadas en el momento justo?

Un informe de investigadores de las universidades de Tennessee y Mississippi publicado en el prestigioso The Journal of Sexual Medicine indicó que las experiencias traumáticas en la primera vez terminan por afectar en el resto de la vida sexual de los individuos. Factores como la frustración, decepción o miedo pueden acarrear tanto problemas psicológicos en la intimidad como disfunciones sexuales.

Adrián Helien, sexólogo del Hospital Durand, aseguró en diálogo con Infobae que "la primera relación sexual no es un hecho menor. Tiene una carga emocional importante y por eso en general queda indeleblemente marcada en nuestros cuerpos y mentes. Los errores de las primeras veces son muy comunes. Depende de cada persona si estas experiencias marcan traumáticamente su vida o no. De la sexualidad se aprende, hay que permitirse abrirse a la experiencia y aprender".

Sin embargo, a pesar de superar malas experiencias -o incluso sin haber pasado por una- es muy común que las personas sientan inseguridades a la hora de ir a la cama con su pareja, tanto estable como ocasional. Según una encuesta realizada por Superdrug Online Doctor a 2 mil participantes, mitad hombres y mitad mujeres, los varones son los que más miedos tienen antes y durante el acto sexual, aunque ambos sexos tienen varias preocupaciones, algunas de las cuales son compartidas, pero no necesariamente en el mismo orden de prioridad.

Para este estudio, los miedos fueron rankeados del 1 al 10. De acuerdo con los resultados, se puede dividirlos en cuatro categorías: inseguridades, consentimiento, satisfacción y eventos colaterales.

Top 10 para los hombres y para las mujeres:

Según el relevamiento, lo que más pone inseguras a las mujeres es que los hombres no quieran usar preservativo. Esto no sorprende si se tiene en cuenta que una investigación reveló que existe una relación inversamente proporcional entre lo atractiva que un hombre encuentra a una mujer y sus ganas de no cuidarse durante un eventual encuentro sexual con ella.

En esta línea, su segundo miedo tiene que ver con la transmisión de enfermedades venéreas. Lo que llama mucho la atención -y es realmente preocupante- es el hecho de que las mujeres temen que los hombres no entiendan un "no" como respuesta. Este consentimiento obligatorio que debe existir en toda relación sexual, es una constante preocupación para ellas. ¿Le hará caso su amante cuando ella quiera parar?

Para los hombres, el miedo más grande fue el de contagiarse una enfermedad de transmisión sexual.

Luego comienzan a aparecer las inseguridades personales. Dos de los mayores temores pasan por la propia performance en el acto amatorio: la eyaculación precoz, lo que genera que el encuentro termine de manera súbita y que la pareja no logre llegar al clímax tan deseado.

Luego, también les preocupa uno de los temas más sensibles para el sexo masculino: "El tamaño". Mucho se ha escrito -y dicho- sobre la importancia -o no- de la longitud del miembro. A pesar de la constante repetición del género opuesto de que no importa mientras el amante sea lo suficientemente atento, los hombres ven a las dimensiones como un asunto de diván y temen las comparaciones de las mujeres con anteriores amantes.

Entre los miedos compartidos se encuentra cómo será la percepción ante los ojos del otro. Temen que al estar desnudos la pareja no los encuentre atractivos, o descubran alguna característica de su cuerpo desalentadora. Además, las mujeres tienen miedo de que se desarrolle alguna actividad corporal indeseada durante el acto sexual, y a raíz de esto, sentirse humilladas.