En el mundo se hablan más de 7000 lenguas distintas. Foto: Pixabay.

En el mundo se hablan más de 7000 lenguas distintas. Foto: Pixabay.

#Orgánica

Los atlas de 'lenguas' realmente son cosa seria

Gabriela Vivanco (I)

Hagamos un experimento: piensa en todas las lenguas que conoces, lenguas habladas, claro está. ¿Listo? ¿Cuántas son? Seguramente incluiste al inglés, francés, italiano, portugués, quichua…., pero lo que es menos probable es que tu lista supere las 7 000, el número total que existen alrededor del mundo.

De estas 7 000, 2 301 se hablan en Asia y otras 2 138 en África. Solo hasta ahí suman 4 439. El resto están distribuidas geográficamente entre las regiones del Pacífico, América y Europa, esta última solo habla 289 . Así lo evidencia un informe realizado con datos de Ethologue, una organización que se dedica a catalogar las lenguas habladas desde 1951.

¿Sorprendido? Bueno, eso no es todo. Resulta que la distribución geográfica de estas lenguas no solo es por continente o a nivel macro, sino también por países y, en ese caso, quien se lleva el podio es Papúa Nueva Guinea(Oceanía) con más de 830. Además, en el top 10 de naciones con más lenguas habladas se encuentran tres países americanos: México, Estados Unidos y Brasil.

Infographic: The Countries With The Most Spoken Languages | Statista
You will find more statistics at Statista

Ecuador no figura en el cuadro, sin embargo, existen proyectos ambiciosos e investigaciones continuas que intentan identificar y estudiar los distintas lenguas que se hablan en el país. Uno de estos es ‘El español y las lenguas indígenas en el Ecuador hoy’. Ahí  se analiza la relación de las lenguas indígenas con el idioma castellano, el número de hablantes y se intenta determinar la ubicación.

FLACSO también tiene el proyecto ‘Archivo de lenguas y culturas del Ecuador’. Hay 14 lenguas indígenas de “8 diferentes familias linguísticas: Barbacoa, Chocó (…)y dos familias independientes Cofan (A’i), y Wao Terero”, indica la investigación. Las familias lingüísticas son grupos de lenguas que comparten antepasados, es decir, que tienen un origen histórico común.

Si bien Ecuador y, en general, América Latina no gana en número de lenguas, sí lo hace en familias lingüísticas. 99 familias distintas en esta región frente a las 10 de África y las 27 de Nueva Guinea.

En Ecuador existen 14 lenguas indígenas de 8 diferentes familias linguísticas. Foto: Flacsoandes.edu.ec.

En Ecuador existen 14 lenguas indígenas de 8 diferentes familias linguísticas. Foto: Flacsoandes.edu.ec.

¿Y el español?

El castellano, que es el idioma más hablado en Ecuador, no es igual en todo el territorio tanto palabras como sonidos varían de región a región.. Admitámoslo, existen distintos usos de palabras en el Austro y en Costa.  Por ejemplo, la cuencana expresión 'chendo-chendo' o la manabita 'enante'.

Por eso, investigadores han decidido emprender la labor titánica de incluir estas diferencias en un mapa. Ana Estrella,  doctora en Filología Hispánica y Lingüística General, recuerda que este trabajo inició hace más de 15 años. Se trata de crear una red de puntos (territorios) en todo el país para analizar al idioma. Es como una fotografía del español en un tiempo determinado, explica.

Son en total 100 puntos distribuidos alrededor del país. En estos se realizan unas entrevistas para ver las características generales del idioma en ese lugar.

Los informantes, como se llama a los entrevistados, son escogidos aleatoriamente pero tienen que cumplir algunos requisitos:  tener entre 25 y 50 años, haber nacido en el lugar de análisis y preferiblemente que sus padres también sean originarios, las ganas no pueden faltar y que tengan la dentadura completa. Sí, lo leíste bien, pasa que cuando falta alguna pieza dental puede producirse un sonido extraño al momento de pronunciar las palabras, un componente que también se analiza en este estudio.

Con los informantes escogidos empieza el proceso de entrevista. Se trata de un nutrido cuestionario de 3 070 preguntas, explica Estrella. Para cada una se tiene que elaborar un mapa del sitio e integrarlo después a uno nacional.

Por ejemplo, si en un punto se encuentra que a las personas sin ojo las llaman ‘tuertas’ y cerca se las llama ‘virolas’, esas variaciones que podrían parecer minúsculas se registran en cada mapa. Una misión nada fácil, hay que reconocerlo.

La especialista dice  que estos estudios, al ser de largo aliento, suelen tener muchas complicaciones como la exigencia de productos a corto plazo, la falta de financiamiento, etc. En este específicamente –señala- se murió el director del proyecto, el filólogo español Antoni Quilis.

Uno de los aspectos que Estrella recalca de este estudio es que en él participan directamente los actores, los hablantes. Lo dice porque existen otras investigaciones que analizan los cambios en el idioma a partir de los autores-entiéndase escritores- de una determinada época.

Para ella, la importancia de este tipo de investigaciones radica en ver la evolución que tiene el idioma en nuestro país. Después de 100 años que se haga un estudio similar se puede comparar con los datos actuales del español, un idioma vivo, en constante modificación.