Imagen satelital del huracán Matthew durante su paso por Haití el pasado 4 de octubre del 2016

Imagen satelital del huracán Matthew durante su paso por Haití el pasado 4 de octubre del 2016. Foto: Captura de pantalla

#dedóndesalió

El huracán Matthew tomó una 'espeluznante' forma en su paso por Haití

Redacción Afull (I)

El pasado martes 4 de octubre del 2016 el huracán Matthew llegó a las costas de Haití y República Dominicana causando graves destrozos en los países caribeños. Según información publicada por la agencia EFE, el fenómeno meteorológico ha dejado al menos nueve muertos, miles de desplazados y comunidades incomunicadas. Además de las secuelas destructivas, una imagen satelital de la tormenta se ha vuelto viral en redes sociales, en ella se puede ver que las nubes, de las que está compuesto el huracán, forman una calavera.

En la red social Twitter los usuarios confirmaban que la imagen, utilizaba para dimensionar la fuerza del huracán, tenía la forma de un fantasmal cráneo humano e inclusive parecería que está sonriendo. Uno de los usuarios que compartió esta fotografía fue Matt Devitt, reportero del clima del noticieron Wink News de Florida. Devitt precisamente señala la tormenta en uno de sus reportes.

La forma fantasmal de la tormenta se acentúa por los colores que se utilizan en la imagen. Sobre el uso de estas tonalidades el meteorólogo Judson Jones, en una entrevista publicada en el portal web CNN explicó que los expertos utilizan los colores para identificar las zonas en las que la tormenta es más fuerte, precisamente una de estas zonas está en el centro de la nubes, simulando ser un ojo. Por otro lado, Paul Meyer científico atmosférico de la NASA dijo que la zona que parecería los dientes de la calavera son nubes de conexión.

Hasta la tarde de este 5 de octubre del 2016 el huracán Matthew se encuentra en categoría 4, escala que se mide por la velocidad del viento y va desde el uno hasta el cinco, en el caso de Matthew sus vientos alcanzan los 230 kilómetros por hora.

Un ciclón o huracán está formado por nubes que se forma cuando se acumulan tormentas eléctricas que generan aire cálido, este se combina con la superficie oceánica generando baja presión y atrayendo aire frío y cálido con gran cantidad de nubosidad. De hecho, este tipo de tormentas están formadas por un ojo en el centro y una banda nubosa de fuertes vientos alrededor, que es lo que se puede ver en la imagen de la calavera.